Triste Navidad en Europa: el continente, doblegado por las restricciones de ómicron
02:42
25 Diciembre 2021

Triste Navidad en Europa: el continente, doblegado por las restricciones de ómicron

España encara la Navidad con la mascarilla al aire libre y encadenando nuevos máximos de incidencia en varias comunidades.

Europa vuelve a vivir unas navidades atípicas por la Covid, esta vez, azotada por la variante ómicron, que ha desatado los contagios en buena parte de los países. Desde confinamientos duros como el de Países Bajos, a restricciones en aforos y reuniones sociales, los países del continente han ido rindiéndose ante la imposición de medidas para intentar frenar el avance de la pandemia. En este contexto, solo en Nochebuena han sido cancelados más de 2.000 vuelos en todo el mundo.

España encara la Navidad con la mascarilla al aire libre y encadenando nuevos máximos de incidencia en varias comunidades, algunas de las cuales han anunciado nuevas restricciones, como Asturias, que cerrará el interior del ocio nocturno, o Madrid, que restringirá el aforo en la Puerta del Sol en Nochevieja.

El Ministerio de Sanidad, que ayer registró el máximo de notificaciones diarias de toda la pandemia, 72.912, no actualizará los datos hasta el próximo lunes, pero de momento, Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares y Navarra ya han comunicado que han batido históricos.

En la vecina Portugal, los contagios de coronavirus siguen disparados. Este viernes se notificó un nuevo máximo desde enero, con casi 13.000 infecciones, y un aumento de la incidencia a 14 días hasta los 630 casos, a un día de que entren en vigor las nuevas restricciones para frenar el avance de ómicron.

Ante la subida de los contagios y la expansión de ómicron, que se espera llegue a representar el 90% de los casos la próxima semana, el Gobierno portugués ha endurecido las restricciones previstas para las navidades.

El cierre del ocio nocturno y el teletrabajo obligatorio, que estaban previstos para el 2 de enero, se adelantarán a este sábado.

Además, también a partir de ese día se ampliará la obligación de presentar test negativo incluso en vacunados para más casos, como hoteles, bodas, bautizos y espectáculos culturales.

El test es necesario para entrar a restaurantes en días señalados como Nochebuena, Navidad y Nochevieja, cuando también se prohíben las reuniones de más de diez personas en la vía pública.

Francia también sigue en su escalada récord de contagios diarios y este jueves registró 91.068 en las últimas 24 horas, "las peores cifrás desde el inicio de la pandemia", advirtió el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

La pujanza de la variante ómicron y las fiestas navideñas, que incitan a más contactos entre personas, conducen a Francia hacia las 100.000 contaminaciones diarias, que, según Véran, se alcanzarán en pocos días. El alza de contagios también se atribuye a que los franceses se están sometiendo a pruebas de detección muy elevado, unos 6 millones en la semana del 13 al 19 de diciembre, un récord.

"Ómicron circula mucho, aunque, de momento, no está provocando oleadas de hospitalizaciones", matizó el ministro, durante una visita este jueves a un centro de vacunación parisino.

Por el momento, el Gobierno francés ha evitado imponer nuevas restricciones o retrasar la vuelta al colegio en enero, como piden algunos sectores, pero el próximo lunes Macron ha convocado un nuevo Consejo de Seguridad para presentar el proyecto de ley sobre el pasaporte Covid.

Miles de vuelos cancelados

Más de 2.000 vuelos han sido cancelados en todo el mundo en el día de Nochebuena ante el avance de la variante ómicron de coronavirus, según informó la empresa estadounidense Flight Aware, especializada en proporcionar datos en tiempo real sobre vuelos.

A las 9.00 hora local de la costa este de Estados Unidos (14.00 GMT) ya se habían suspendido en todo el mundo 2.045 vuelos, de los que 457 tenían como destino o punto de partida EEUU. Además, 4.604 trayectos han experimentado retrasos a nivel global, de los que 509 se dirigían hacia EEUU o partían desde ese país.

Según Flight Aware, las aerolíneas estadounidenses con más retrasos son United, con el 9% de sus vuelos cancelados y el 3% con retrasos, y Delta, que tuvo que anular el 6% de sus itinerarios y el 2% se retrasaron.

En un comunicado, un portavoz de Delta explicó que las cancelaciones se están produciendo por una "combinación de problemas" que incluyen dificultades meteorológicas en algunas áreas, así como el impacto de la variante ómicron, que ha hecho que algunos trabajadores tengan que quedarse en casa.

Mientras tanto, en otro comunicado United afirmó que ómicron está teniendo un "impacto directo" en las tripulaciones de vuelo y el resto del personal de la compañía.

Italia vuelve a la mascarilla

El Gobierno italiano decidió este jueves recuperar también el uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos y cerrar las discotecas para tratar de contener la nueva oleada de la pandemia, insuflada por la cepa ómicron, que amenaza con desbordar la Navidad.

El primer ministro, Mario Draghi, esperó hasta el último momento para tomar una decisión pero, como los datos no dejan lugar a dudas, este jueves convocó a sus asesores científicos para pensar medidas contra la pandemia y luego al Consejo de Ministros para aprobarlas.

El resultado fue el bautizado como "Decreto Festividad", una ristra de restricciones y disposiciones para cortar la circulación del virus en situaciones de ocio o asueto, conscientes de que la Navidad, sus reuniones y comilonas, no ayudarán en esta batalla.

"Nos encontramos ante una variante que dobla el número de sujetos infectados y con una contagiosidad marcadamente superior a lo que habíamos aprendido", avisó en rueda de prensa el científico Franco Locatelli, junto al ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

En primer lugar se decidió imponer la mascarilla al aire libre en todo el país independientemente de la categoría de riesgo de cada región y además se reforzará en cines, teatros, eventos deportivos y en los medios de transporte, donde habrá que usar la FFP2.

Asimismo, Italia dirá adiós a las grandes celebraciones de Año Nuevo, porque queda prohibida hasta el 31 de enero toda fiesta que pueda degenerar en aglomeraciones en las calles y plazas del país, y se cerrarán las discotecas, salas de bailes y locales del estilo.

A partir del 1 de febrero de 2022, el certificado sanitario que demuestra la vacunación tendrá una validez más breve, de seis meses y no de nueve como hasta ahora.

Y la dosis de refuerzo llegará antes, pues el Ministerio de Sanidad, una vez obtenga el beneplácito de sus técnicos, seguramente mañana, obligará a que su inyección sea cuatro meses después de que se haya completado la pauta y no cinco como en la actualidad.

El decreto del Gobierno prolonga asimismo hasta el 31 de enero la obligación de presentar la versión "reforzada" del certificado sanitario, es decir, solo otorgado a vacunados o curados, para entrar a bares y restaurantes y para consumir en la barra.

Este tipo de pase será un requisito para entrar también en museos, parques temáticos, centros recreativos, salas de juego o bingos.

Y además se prohíbe comer o beber en espacios cerrados del ocio como los cines, teatros o eventos deportivos, una medida dirigida evidentemente a evitar un nuevo cierre de estos lugares, de los que más han sufrido a lo largo de la emergencia sanitaria.

Reino Unido descarta medidas

El Reino Unido comunicó este jueves 119.789 contagios de coronavirus en 24 horas, un récord desde el inicio de la pandemia por segundo día consecutivo y casi 14.000 más que ayer.

Pese a ello, el primer ministro Boris Johnson, descartó cualquier nueva restricción para Inglaterra antes de Navidad, aunque Escocia, Gales e Irlanda del Norte han anunciado restricciones a las reuniones sociales.

El secretario de Salud británico, Sajid Javid, ha anunciado que las personas infectadas con Covid en Inglaterra podrán finalizar la cuarentena después de siete días en lugar de 10 si dan negativo en los días seis y siete.

En el conjunto del Reino Unido hay 8.216 personas ingresadas por coronavirus, un 7,81% más que siete días atrás, mientras que en Londres, donde más rápido se expandido la variante ómicron, hay 2.036 ingresados, un 48,4 % más, según los últimos datos oficiales, que corresponden al miércoles.

Hasta ahora se han inyectado más de 31 millones de dosis de refuerzo de una vacuna contra el coronavirus, que cubren al 55,1 % de la población mayor de 12 años.

Desde hace más de una semana, el número de test PCR procesados en el país ha superado el medio millón diario, con el mayor pico el pasado viernes, cuando se registró el resultado de 620.291 pruebas.

El número de casos de ómicron confirmados por secuenciación genética asciende a 90.906, tras la detección de 16.817 casos hoy, según los datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria británica (UKHSA, en inglés).

Países Bajos, confinada

Países Bajos celebrará las Navidades bajo un confinamiento estricto, así lo decidió el Gobierno neerlandés el pasado sábado, tras una reunión de emergencia por el avance de la variante ómicron. La medida se mantendrá hasta, al menos, el 14 de enero. Toda la actividad no esencial cerrará, incluidos los colegios y universidades.

En una rueda de prensa en La Haya, el primer ministro en funciones, Mark Rutte, explicó que solo permanecerán abiertas las tiendas imprescindibles, como supermercados, farmacias, gasolineras y los servicios mínimos, pero todo lo demás, incluidos comercios, restaurantes, cines, teatros o gimnasios, deberán cerrar sus puertas casi un mes. Rutte afirmó que estas medidas eran "inevitables".

"Estoy en pie esta noche en un estado de ánimo muy serio. Y mucha gente viendo esto se sentirá igual", explicó el primer ministro en un tonto triste. "Para resumirlo en una frase: los Países Bajos volverá a un confinamiento a partir de mañana", confirmó Rutte.

Las Navidades serán limitadas para los neerlandeses. Se recomienda quedarse en casa el máximo tiempo posible. Un máximo de dos invitados por hogar al día se permitirá, y habrá una excepción de cuatro visitantes por casa durante Nochebuena, Navidad y San Esteban (26 de diciembre) y Nochevieja.

Alemania teme el colapso

La Covid ha dado un pequeño respiro a Alemania y la incidencia acumulada a siete días descendió este viernes a 265,8 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, según datos del Instituto de virología Robert Koch (RKI) actualizados esta madrugada.

El jueves la cifra estaba todavía en 280,3, frente a 331,8 nuevos contagios registrados hace una semana por cada 100.000 habitantes, mientras que en las últimas 24 horas se detectaron 35.431 nuevas infecciones y 370 fallecimientos por Covid.

De acuerdo con el informe semanal del RKI, estos datos demuestran que la cuarta ola, vinculada a la variante delta, está remitiendo en Alemania, que sin embargo se prepara para la llegada de una quinta ola más infecciosa motivada por la variante ómicron.

"Si no logramos frenar la dinámica de la ola ómicron, es de esperar que en poco tiempo haya elevadas cifras de contagios que llevarán a una saturación del sistema sanitario e impactarán en las infraestructuras esenciales," advirtió el presidente del RKI, Lothar Wieler, este viernes.

El país ya anunció que a partir del 28 de diciembre volverían los límites que restringían las reuniones privadas a 10 personas y cerrarían las discotecas.

Bélgica mantiene las restricciones

Bélgica ha endurecido las restricciones contra la pandemia en vísperas navideñas, imponiendo el cierre de cines, teatros y salas de conciertos y sacando al público de los estadios a partir del domingo, ante la inquietud que genera la variante ómicron y pese a que los contagios caen desde hace semanas.

"Nuestro país conoce desde hace tres semanas un conjunto de medidas bastante estable (...) para luchar contra la variante delta y esas medidas han tenido efecto" pero está claro que "hay que preocuparse por la variante ómicron", declaró este miércoles en rueda de prensa el primer ministro, Alexander de Croo.

Los estados federados alemanes tienen hasta el 28 de diciembre para aplicar nuevas restricciones a los contactos interpersonales acordadas este lunes, que implicarán que vacunados y sanados solo se puedan reunir en grupos de un máximo de diez personas.

Bélgica, que superó los 2.100 puntos de incidencia acumulada en noviembre, presenta actualmente una incidencia de 1.293 puntos y una caída en las infecciones del 36% en los últimos siete días, lo que supone un descenso constante por tercera semana consecutiva.

La media diaria es de 8.300 positivos, 173 hospitalizaciones y 36 decesos por covid en un país de unos 11,5 millones de habitantes. Pero esa oleada que decae correspondía a la variante delta y un tercio de los nuevos contagios en los últimos días corresponden a la nueva cepa ómicron.

Grecia anula las celebraciones

Grecia endureció este jueves las restricciones contra la pandemia en la víspera navideña, con la anulación de todas las celebraciones y la imposición obligatoria del uso de mascarilla también en los espacios abiertos ante la inquietud que genera la variante ómicron.

Las medidas entrarán en vigor este mismo viernes a las seis de la mañana y se producen tan solo unos días después de que el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, diera por buenas las medidas vigentes hasta el momento, pidiendo tan solo a la población realizar más pruebas de cara a las cenas navideñas.

"La sociedad está cansada y tiene razón, pero no hay otro camino para contrarrestar la pandemia", afirmó el portavoz del Gobierno, Yannis Ikonomu y añadió que es inevitable que la variante ómicron se propague en Grecia.

El ministro de Salud, Thanos Plevris, por su parte, afirmó que las medidas se toman porque en los últimos días hay un incremento de los nuevos contagios y aseveró que no habrá nuevo confinamiento general.

Coronavirus Europa Navidad

Etiquetas:  #Triste #Navidad #en #Europa #el #continente #doblegado #por #las #restricciones #de #ómicron

COMENTARIOS