Trump llegó a amenazar de muerte a altos cargos para que manipularan los resultados electorales
22:44
21 Junio 2022

Trump llegó a amenazar de muerte a altos cargos para que manipularan los resultados electorales

Donald Trump y sus abogados recurrieron a la intimidación y las calumnias para presionar al vicepresidente Mike Pence y a varios altos cargos.

Donald Trump, apoyado por sus abogados de cabecera Rudy Giuliani y John Eastman, se sirvió de insultos, protestas delante de domicilios privados, llamadas intimidatorias a teléfonos personales e incluso amenazas de muerte para presionar a varios altos cargos para que alteraran los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

Así ha quedado claro al término de la cuarta audiencia del Comité del 6 de Enero, la segunda dedicada a desgranar los abusos y presiones sufridos por numerosos altos cargos del anterior Gobierno, incluyendo al exvicepresidente Mike Pence y a legisladores de estados clave como Georgia o Arizona.

Campaña de acoso y derribo

Para Rusty Bowers y su familia, los fines de semana nunca volverán a ser como antes. "El nuevo patrón en nuestras vidas es preocuparnos por lo que sucederá los sábados, cuando vienen varios grupos" cercanos a Trump a nuestra casa. En un emotivo testimonio – el primero de la audiencia del martes – el presidente republicano de la cámara estatal de Arizona, reconocía que su negativa a plegarse a los deseos del expresidente de revocar los resultados electorales en el estado de Arizona ha marcado un antes y un después en su vida personal y profesional.

[Trump cae en la trampa del espectáculo en 'prime time' como Nixon por el Watergate hace 50 años]

Durante su intervención ante la comisión de investigación del Congreso, Bowers recordó cómo varios de los alborotadores que se congregaron a la salida de su vivienda familiar durante varios fines de semana "tenían camiones con pantallas gigantes con videos míos, acusándome de pedófilo, de pervertido y de ser un político corrupto". Esas calumnias le han costado varias amistades al político republicano, quien reconocía públicamente que "es doloroso ver cómo amigos que han sido de tanta ayuda, se han vuelto en mi contra con tanto rencor".

La situación de inseguridad y estrés para la familia Bowers llegó a su punto álgido un domingo cuando, al volver de la iglesia, se encontraron con que entre los manifestantes congregados delante de su casa, había un hombre armado que parecía estar asociado con el grupo militante de extrema derecha 'Three Percenters'. "Tenía tres barras en el pecho, portaba una pistola y estaba amenazando a mi vecino", denunció Bowers.

Amenazas de muerte

Wandrea "Shaye" Moss, extrabajadora electoral de Georgia, dio cuenta bajo juramento de las amenazas "odiosas" y "racistas" que recibió a través de Facebook después de que Trump y Giuliani alegaran que ella y su madre fueron vistas en un video pasándose un USB que habría contribuido al supuesto robo electoral de Joe Biden. Más tarde, se pudo comprobar lo que la propia Moss aseguró durante su testimonio, que el USB no era más que un caramelo de jengibre.

"He recibido muchas amenazas deseándome la muerte. Diciéndome que acabaré en la cárcel con mi madre y diciendo cosas como 'alégrate de que sea 2020 y no 1920'", resumió Moss. A continuación, el comité reprodujo el testimonio grabado de la madre Moss, Ruby Freeman, también conocida por su alter ego empresarial, 'Lady Ruby'.

[Donald Trump ignoró las pruebas de su derrota electoral y se fio de un "en apariencia ebrio" Giuliani]

"Perdí mi sentido de seguridad porque un grupo de personas que comenzaron con el presidente número 45 y su aliado, Rudy Giuliani, decidieron convertirnos a mi hija Shaye y a mí en chivos expiatorios para impulsar sus propias mentiras sobre cómo se robaron las elecciones presidenciales", arrancó Freeman. La antigua observadora electoral pasó a relatar cómo una llamada del FBI a finales de 2020 cambió su vida para siempre.

"No me puedo creer que esta persona (Trump) nos haya causado tanto daño a mí y a mi familia. Que haya tenido que abandonar mi casa, esconderme". El FBI informó a la madre de Moss de que lo mejor era que "desapareciera una temporada, al menos hasta después de la inauguración" para evitar que los extremistas que la habían estado amenazando desde noviembre atentaran contra su integridad física.

"Ya no hay ningún lugar en el que me sienta segura. En ningún sitio. No pueden imaginarse lo que se siente cuando el presidente de Estados Unidos (EEUU) te señala con el dedo. Se supone que el presidente de EEUU representa a todos los estadounidenses, que no les ataca. Pero me atacó a mí, 'Lady Ruby', propietaria de una pequeña empresa, madre, una ciudadana estadounidense orgullosa, que se ofreció para ayudar al condado de Fulton a llevar a cabo unas elecciones en plena pandemia".

Lamentablemente, el caso de Moss y Freeman amenaza con convertirse en algo habitual, tal y como revela una reciente investigación de Reuters en la que se recogen más de 850 amenazas y mensajes hostiles a funcionarios y trabajadores electorales estadounidenses.

En la mayoría de los casos, los seguidores de Trump se hicieron eco de las afirmaciones infundadas del expresidente sobre el supuesto fraude electoral que le costó su salida de la Casa Blanca. Según varios expertos en derecho consultados por Reuters, al menos un centenar de esas amenazas podrían ser consideradas delitos penales en los tribunales de justicia federales.

Capitolio Donald Trump Estados Unidos Investigación Washington DC

Etiquetas:  #Trump #llegó #a #amenazar #de #muerte #a #altos #cargos #para #que #manipularan #los #resultados #electorales

COMENTARIOS