Twitch, el poco rentable pero prometedor nuevo negocio de Kiko Rivera
05:56
23 Febrero 2021

Twitch, el poco rentable pero prometedor nuevo negocio de Kiko Rivera

El hijo de Isabel Pantoja busca en la plataforma de vídeos en directo Twitch una nueva y rápida fuente de ingresos

Kiko Rivera ha manifestado en más de una ocasión que tiene dificultades económicas. La pandemia ha supuesto un duro golpe para el mundo de la noche, donde tenía montado su negocio como DJ. La ausencia de fiestas nocturnas y grandes festivales ha dejado al hijo de Isabel Pantoja sin apenas ingresos y ahora se encuentra buscando nuevas formas para reinventarse y ganarse la vida; incluso se ha enfrentado a Isabel por la herencia de su padre.

Su última idea para generar ingresos ha sido sumarse a Twitch, la plataforma de vídeos en directo que pertenece a Amazon –y que le está haciendo la competencia a Youtube– en la que Rivera ha visto una oportunidad de ganar dinero de forma rápida. Desde que debutó en esta plataforma, en abril de 2020, ha sumado casi 79.000 seguidores y cuenta con más de cinco millones y medio de reproducciones. Originalmente, su contenido se centraba en partidas del FIFA y sesiones de música, pero Kiko halló una nueva forma de ganar suscriptores y, con ello, sumar más ingresos: un programa de entrevistas.

Consciente de que el contenido original es la clave para que los usuarios paguen una suscripción, y cuantas más, más ingresos, Rivera decidió lanzarse y producir «En casa con Kiko», un espacio de entrevistas en directo donde cuenta con la participación de invitados famosos con los que habla durante una hora de diferentes aspectos de la vida. El primer invitado, y padrino del programa, fue Bertín Osborne y el segundo, Jorge Javier Vázquez.

Suscriptores y seguidores

Al margen de los beneficios publicitarios que Kiko Rivera pueda conseguir con sus vídeos, los ingresos de un propietario de un canal en Twitch dependen de dos vías: suscriptores y seguidores, que aunque parezca lo mismo, no lo es. El suscriptor paga a la plataforma una cuota que puede ser de 4,99, 9,99 o 24,99 dólares al mes. La más cara permite el acceso a ciertos contenidos privados del canal.

Del total de ingresos por las suscripciones de pago, la plataforma entrega el 50% de la cuota al propietario del canal. Esto supondría que una persona con 1.000 suscriptores con la tarifa básica obtendría 2.500 euros mensuales, pero esa cifra podría aumentar hasta los 3.500 si se trata de suscriptores de la tarifa más elevada.

En La segunda opción para obtener ingresos son los anunciantes. El propietario recibe una cantidad variable según las reproducciones que obtenga su contenido y, por tanto, del total de visualizaciones de su anuncio entre los que no pagan una suscripción mensual. Cuantas más reproducciones, más dinero.

Las donaciones

Twitch también ofrece la posibilidad de entregar recompensas en forma de donaciones a los creadores de contenido que formen parte de su programa de afiliados mediante monedas virtuales: «bits». Durante el directo de una emisión, los espectadores pueden enviar sus donaciones al chat en forma de emoticonos o piedras preciosas animadas que poseen diferente valor en bits y por los que pagan diferente cantidades de dinero. Por cada 100 bits recibidos, Twitch entrega al propietario un euro.

Aunque en este nuevo negocio es aún un principiante alejado de las grandes figuras que triunfan en la plataforma como El Rubius –con más de 15.000 suscriptores– o TheGrefg –con más de 8.000–, la tendencia es ascendente. De sus 144, 106 lo han hecho en lo que va del mes de febrero. Puede que «En casa con Kiko», que solo lleva dos entregas, empiece a dar sus frutos y según aparezcan más rostros conocidos la cifra de suscriptores vaya aumentando significativamente.


Etiquetas:  #Twitch #el #poco #rentable #pero #prometedor #nuevo #negocio #de #Kiko #Rivera

COMENTARIOS