Ucrania pide en persona a la OTAN ''armas, armas y armas'' antes de una ofensiva en el Donbás ''como las de la Segunda Guerra Mundial''
18:20
7 Abril 2022

Ucrania pide en persona a la OTAN ''armas, armas y armas'' antes de una ofensiva en el Donbás ''como las de la Segunda Guerra Mundial''

Pide armamento pesado ''en días y no semanas'' y dice que ''el trato es justo: sacrificamos nuestras vidas y la guerra se contiene en Ucrania''

UE El Parlamento Europeo exige embargar el gas, petróleo y carbón ruso y reclama un 'Plan Marshall' para Ucrania Guerra La OTAN pierde el miedo a Rusia y envía armamento más letal a Ucrania Entrevista Jens Stoltenberg: "No vamos a crear una zona de exclusión aérea, Última hora Guerra Ucrania - Rusia, últimas noticias, en directo

"Armas, armas, armas". Ucrania lleva semanas pidiendo, suplicando, más ayuda por parte de sus vecinos, socios y aliados. Lo ha hecho de todas las formas posibles, por escrito, en mensajes de televisión, por videoconferencias a los parlamentos nacionales y en las reuniones de la UE y la OTAN. Y lo ha hecho una vez más este jueves en Bruselas, en persona, por boca de su ministro de Exteriores, Dmitro Kuleba. "En las últimas semanas, el ejército ucraniano y la nación ucraniana han demostrado que sabemos cómo luchar y sabemos cómo ganar, pero sin el suministro sostenible y suficiente de armas que hemos pedido estas victorias irán acompañadas de enormes sacrificios (...) O nos ayudan ahora, y hablo de días y no de semanas, o su ayuda llegará demasiado tarde", ha señalado Kuleba desde el cuartel general de la Alianza Atlántica.

La OTAN ha celebrado esta semana una reunión ordinaria de sus ministros de Exteriores, pero desde la invasión rusa no hay nada ordinario en la agenda. Los 30 han hablado del concepto estratégico que se aprobará en junio en Madrid y que debe definir durante la próxima década las prioridades y la hoja de ruta de la Alianza, han hablado de las consecuencias de la guerra para el planeta entero y para la seguridad colectiva, de los riesgos para países como Bosnia o Georgia, y de cómo pueden ser desde ahora en adelante las relaciones con Moscú, dado que los contactos entre ambas partes están congelados y el Acta Fundacional que ha guiado las relaciones entre bloques desde los años 90 está muerta. Pero la atención de hoy estaba puesta en la petición de Kiev y las respuestas posibles.

El Gobierno de Volodimir Zelensky quiere aviones, tanques, vehículos blindados sistemas de defensa, misiles antiaéreos y antibuques, lanzacohetes, armas cortas, provisiones. Todo. Lo necesita desesperadamente ahora y lo necesitará todavía más en breve, porque lo que esperan todos en el Donbás es una operación como no se ha visto en 70 años. "No estamos viendo una retirada rusa. No tenemos ninguna indicación de que Putin esté pensando en eso. Las tropas se están reagrupando y recolocando en el Este, y esperamos una gran ofensiva", ha admitido el secretario general, Jens Stoltenberg. "La batalla por el Donbás está en marcha. No ha llegado a su máxima escalada, pero cada día hay fuego pesado y más va a haber, por desgracia. La batalla por el Donbás les va a recordar, y lamento decirlo pero es cierto, a la Segunda Guerra Mundial. Con maniobras y operaciones con miles de tanques, carros armados, aviones, artillería. No va a ser una operación local. Rusia tiene sus planes, nosotros tenemos los nuestros, y el resultado se decidirá en el campo de batalla", ha avisado el ministro Kuleba al terminar el encuentro.

Su mensaje ha sido claro. Ucrania está muy agradecida y sabe que sin la ayuda aportada hasta ahora no habría podido resistir, pero no es suficiente Y no se trata sólo de solidaridad, de generosidad, sino de defensa propia para los europeos. "Creo que el trato que está ofreciendo Ucrania es justo: nos dan armas, sacrificamos nuestras vidas y la guerra se contiene en Ucrania", sin que haya riesgos de que la OTAN se pueda ver empujada a activar el artículo 5 si alguno de sus miembros es atacado.

Armas ofensivas

Uno de los elementos de tensión entre Kiev y las capitales continentales es qué tipo de armamento quieren o pueden suministrar. Algunos gobiernos están poniendo límites, explicando que dan "armas defensivas pero no ofensivas", algo que para Kuleba y para el secretario general no tiene mucho sentido. "No puede haber diferencias entre las armas defensivas y ofensivas porque todas son usadas por el ejército ucraniano contra un agresor extranjero y son defensivas por definición (...) Así que esta distinción no tiene ningún sentido. Aquellos países que dicen que van a proporcionar a Ucraniaarmas defensivas,pero que no están en posición de darle armas ofensivas, son hipócritas. Es simplemente un enfoque injusto y no justificado", espetó el ucraniano. "Los aliados no quieren ser específicos sobre qué armamento proporcionar para no dar indicaciones a Rusia. Estamos proporcionando todo tipo de armas y equipo, pero esa distinción entre ofensivas y defensivas es rara, porque todas se usan para la defensa propia cuando el país ha sido atacado, y por eso mismo todo es defensivo", coincidióel secretario general Stoltenberg.

La OTAN, en sí, no está enviando armas a Ucrania. Proporciona ayuda humanitaria, material médico, trajes de protección ante ataques químicos, pero el armamento sale de sus miembros de forma individual (y coordinada). Y no de todos, porque algunos como Hungría se niegan a ello o a que el material pase por su territorio para no enfadar al Kremlin.

Hasta ahora se ha mantenido un límite claro, armas sí, munición también, misiles incluso, pero no aviones o tanques. El presidente francés, Emmanuel Macron, uno de los más activos y en permanente contacto con Zelensky, fijó ahí el límite hace unas semanas. Pero ahora el debate está abierto. Polonia intentó una jugada muy controvertida con aviones de combate antiguos, pero no se materializó. Vecinos como República Checa están listos para enviar carros blindados. Pero en la Alianza hay dudas sobre cómo mantener el equilibrio, cómo ayudar a un país atacado para que "prevalezca", pero sin "provocar una escalada". Y no es fácil. La puerta a armamento y material más pesado está o parece estar abierta, pero con muchas dudas.

Las matanzas que se están conociendo en las ciudades liberadas, y sobre todo Bucha, están doblando algunas voluntades reticentes a ir a más, pero para Kiev es un proceso demasiado lento. "Francamente, espero que no volvamos a repetir la situación en la que para aumentar la presión de las sanciones sea necesario que se conozcan atrocidades como la de Bucha y que impresionen e impacten a otros socios hasta el punto de que se sienten y digan que van a introducir nuevas sanciones", instó Kuleba este jueves.


Etiquetas:  #Ucrania #pide #en #persona #a #la #OTAN #armas #armas #y #armas #antes #de #una #ofensiva #en #el #Donbás #como #las #de #la #Segunda #Guerra #Mundial

COMENTARIOS