Un acuerdo ''imperfecto'' salva la Cumbre del Clima: ''Todo el mundo ha cedido''
13:48
14 Noviembre 2021

Un acuerdo ''imperfecto'' salva la Cumbre del Clima: ''Todo el mundo ha cedido''

Pese a que China e India debilitaron a última hora el acuerdo al lograr la sustitución de ''eliminación progresiva'' del carbón por ''reducción progresiva'', el presidente de la COP26, Alok Sharma, destacó que el texto logró ''el consenso y el apoyo'' necesarios para cerrarla con una sensación de misión cumplida

Recta final Las fricciones entre norte y sur retrasan el acuerdo final de la Cumbre del Clima Impacto La mala salud del planeta daña el corazón

Un acuerdo "imperfecto" ha logrado "salvar" en el tiempo de descuento la COP26. Al cabo de 13 días de negociaciones -y pese a las fricciones de última hora por las referencias a la eliminación de los combustibles fósiles y por la financiación de los "daños y pérdidas" a los países vulnerables- los representantes de las 197 delegaciones han aprobado el llamado Pacto del Clima de Glasgow, un texto que recalca la necesidad de limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados, aun reconociendo que los compromisos están todavía lejos de poder lograrlo.

El texto aprobado insta a los países a "revisitar y reforzar" sus planes para la reducción de emisiones en 2022, "teniendo en cuenta la diferentes circunstancias nacionales". Se urge por último a los países desarrollados a "doblar su ayuda financiera para la adaptación" a los países en desarrollo para 2025.

La cumbre acabó con un forcejeo lingüístico propiciado a última hora por China y por India, primero y tercero en el ranking mundial de emisiones, que reclamaron (y lograron) la sustitución de "eliminación progresiva" (phase out) por "reducción progresiva" (phase down) en la polémica referencia al carbón y los combustibles fósiles. "¡No matéis este momento!", protestó enérgicamente el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, arropado en sus críticas por varios países, como las islas Marshall.


El propio presidente de la COP26, Alok Sharma, reconoció que pese a su "imperfección", el texto logró al final "el consenso y el apoyo" necesarios para cerrar la cumbre con una sensación de misión cumplida, después de unas horas de caos e incertidumbre que hicieron peligrar las negociaciones. Sharma celebró el acuerdo como "el momento de la verdad para el planeta, nuestros hijos y nuestros nietos", recalcando que el texto asegura que el objetivo de aumento máximo de la temperatura de 1,5 grados se mantiene "al alcance" e instando a los delegados a seguir avanzando en los frentes de "la adaptación, la mitigación y la financiación".

Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que el mundo sigue estando a las puertas de una "catástrofe climática". En un comunicado, afirmó que la COP26 ha dado "pasos hacia adelante que son bienvenidos, pero no son suficientes" y afirmó es un compromiso "lleno de contradicciones".

Aplausos para Alok Sharma, presidente de la COP26, en la clausura de la cumbreAplausos para Alok Sharma, presidente de la COP26, en la clausura de la cumbrePAUL ELLISAFP

"Todo el mundo ha cedido", reconoció por su parte Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición ecológica. "Me marcho de Glasgow satisfecha porque esta era una negociación muy compleja", añadió. "Los cambios relativos a las menciones sobre la salida del carbon (phase out sustituido por phase down) no son nuestra opción preferida. Creemos que debemos eliminar (no solo reducir) el carbón", matizó la ministra, que considera no obstante el acuerdo "un paso adelante".


Ribera ensalzó la "valentía" exhibida en los momentos críticos de la negociación por la presidencia británica. "Creo que este texto manda al mundo una llamada potente a la acción", recalcó. "El trabajo lo deben hacer ahora los países, las capitales y las empresas".

El texto aprobado reconoce que al aumento de las temperaturas es ya de 1,1 grados con respecto a la era preindustrial y recuerda cómo las emisiones deberían reducirse un 45% en el 2030 para no superar el listón de 1,5 grados a finales de siglo, según la recomendación del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC).


"Una buena negociación hace que todas las partes se sientan incómodas", fue la valoración positiva del enviado especial del clima estadounidense, John Kerry, que compartió protagonismo en la recta final con el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Los dos se defendieron de las críticas de los países vulnerables que reclamaban un compromiso explícito de financiación por "daños y perjuicios" atribuibles al cambio climático.


"Estamos ante un buen y poderoso comunicado final", recalcó Kerry. "Es el momento de unir fuerzas por las futuras generaciones de un modo que muchos de nosotros nunca pensábamos que tendríamos que hacerlo". Timmermans resistió por su parte a la tentación de volver a mostrar a las cámaras la foto de su nieto, como hizo el día anterior.


En la última versión se hacía la llamada a "acelerar la transición hacia sistemas de energía de bajas emisiones", incluyendo los esfuerzos patra "la eliminación progresiva" de las centrales térmicas de carbón con emisiones "incontroladas" (dejando la puerta abierta a la tecnología de captura de CO2) y de los subsidios "ineficientes" a los combustibles fósiles". Al polémico apartado se le añadió como apostilla "reconociendo la necesidad del apoyo a una justa transición". Y China e India lograron que en vez de "eliminar progresivamente", el texto dijera "reducir progresivamente".


La última jornada estuvo principalmente marcada durante horas por las fricciones entre el norte y el sur por cuenta de la financiación de los "daños y pérdidas" causados ya por el cambio climático. Los países vulnerables pedían más que un vago compromiso de "diálogo" ofrecido por los países desarrollados, temeroros de abrir la caja de los truenos.


"No es un accidente que haya desaparecido la referencia a la financiación de las pérdidas en el tercer borrador: los países ricos no quieren pagar por el daño que han causado", declaró Mohamed Adow, director del think tank Shift Africa. "La financiacion de los daños y pérdidas debe ser el tercer pilar del proceso multilateral, y eso que algo que los países ricos y contaminantes no pueden ignorar".


"No se puede seguir ofreciendo eternamente "diálogo", esa es una trampa en la que los países es desarrollo no pueden caer", agregó Adow, que apuntó hacia el Reino Unido como el principal responsable de la situación actual: "El país organizador de la COP26 recortó sus presupuesto de cooperación internacional y de ayuda a los países afectados por el cambio climático justo antes de esta cumbre, así que no tiene las suficiente credibilidad en la comunidad internacional".


Etiquetas:  #Un #acuerdo #imperfecto #salva #la #Cumbre #del #Clima #Todo #el #mundo #ha #cedido

COMENTARIOS