Un año de prisión con brazalete electrónico para Nicolas Sarkozy
19:06
30 Septiembre 2021

Un año de prisión con brazalete electrónico para Nicolas Sarkozy

El ex mandatario ha sido condenado por financiación ilegal de su campaña en las elecciones presidenciales de 2012. El pasado marzo ya fue condenado por corrupción y tráfico de influencias en otro caso

Francia Nicolas Sarkozy, condenado a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias

Nueva condena contra Nicolas Sarkozy: un año de prisión, firme, aunque podrá cumplirla sin entrar en la cárcel porque el tribunal admite que lleve brazalete electrónico. La defensa presentará recurso de apelación. El ex presidente de la República francesa ha sido juzgado culpable por "la financiación ilegal de su campaña" presidencial de 2012, en la que fue derrotado por el socialista François Hollande.

El llamado 'caso Bygmalion' toma su nombre de la empresa de comunicación y eventos que organizaba sus mítines en la campaña y que disimulaba las facturas, girándoselas al partido. Según la sentencia, el líder conservador gastó casi 43 millones de euros cuando el techo legal de gasto es de 22,5 millones de euros. Con ese dineral organizó 44 grandes mítines en grandes salas frente a los 10 que pudo hacer su rival Hollande.

Sarkozy no estaba presente en la sala en el momento del veredicto ya que sólo acudió al Tribunal cuando tuvo que declarar. Ese día alzó la voz: "Una fábula. ¿Dónde está esa campaña en oro macizo?". Distanciándose del resto de los procesados afirmó: "Hubo falsas facturas pero el dinero no fue a mi campaña".

Su defensa había pedido su absolución: "No firmó ningún recibo, ninguna factura, se ciñó a todas las restricciones, lejos de ser un candidato histérico e insaciable". La Fiscalía, en su requisitoria, le calificó de "candidato desenvuelto que pedía un mitin diario y shows a la americana".

"Nicolas Sarkozy conocía el monto de sus cuentas de campaña", leyó la presidenta del tribunal, Caroline Viguier, que da por probado que se superó el techo de gasto. "Con su experiencia tenía que haber prevenido a su equipo del riesgo de sobrepasarlo", añadió. Con severidad, afirmó: "Estos delitos fueron cometido en beneficio de un presidente de la República en ejercicio".

Sarkozy, al contrario que otros imputados, no era perseguido por falsificación ni abuso de confianza porque no se pudo probar que conociera que había una doble contabilidad ni que hubiera dado órdenes de camuflar gastos de campaña en las cuentas de la sociedad Bygmalion.

Ahí estaba el quid del proceso. El que fuera su director campaña, Guillaume Lambert, declaró en el canal de Tv France 2 que le leyó informes de expertos contables que advertían del exceso de gastos electorales en dos ocasiones. Sentenciado a 3 años y seis meses. El sistema de doble contabilidad fue desvelado por el número dos de aquella campaña, Jérôme Lavrilleux, condenado a tres años. Ellos dos y los otros 11 procesados fueron todos declarados culpables.

Sarkozy fue también condenado en el llamado 'caso de las escuchas' a tres años de prisión (uno, firme) por corrupción y tráfico de influencias en un controvertido veredicto. El ex jefe de Estado ha presentado recurso de apelación por lo que está en libertad.

Contra Sarkozy hay otra acusación por la financiación ilícita de su campaña presidencial de 2007 en la que se impuso a la socialista Ségolène Royal. La Fiscalía le acusa de haber recibido dinero del régimen libio del general Gadafi y le imputa cuatro delitos: "asociación de malhechores, corrupción pasiva, tenencia de fondos libios y financiación ilegal de campaña electoral". Aún no se ha señalado fecha para el juicio.

El principal testigo de cargo, quien supuestamente traía los maletines de dinero libio del dictador Muamar Gadafi es Ziad Takieddine. Antiguo traficante de armas, se ha avecindado en Líbano tras ser condenado a siete años con otros cinco encausados no aforados del 'caso Karachi'.
En el juicio contra los aforados del mismo caso, el ex ministro de Defensa, François Léotard, fue condenado a dos años de prisión. El meollo del caso era un sistema de retrocomisiones sobre contratos de armas vendidas a Arabia y Pakistán para financiar la campaña presidencial de 1995 del entonces primer ministro Édouard Balladur, absuelto por falta de pruebas.

Sarkozy no es el primer presidente francés condenado por la Justicia. Ese 'deshonor' corresponde a su predecesor en el Elíseo, Jacques Chirac (1995 2007). Fue sentenciado a dos años por el caso de los empleos ficticios del ayuntamiento de París, municipio del que fue alcalde antes de ser presidente. También fue condenado su mano derecha y luego primer ministro, Alain Juppé. El delito: camuflar en la nómina municipal empleados del partido.

El PP invitó a Sarkozy para escucharle hablar de "su gestión"

El Partido Popular reiteró este jueves que invitó al ex presidente francés Nicolas Sarkozy a participar ayer en la Convención Nacional de la formación "para escuchar sobre su gestión" en su etapa en al frente del Gobierno de Francia.

Así lo trasladaron a Servimedia fuentes de la dirección del PP después de que hoy trascendiese una nueva condena a Sarkozy por financiación ilegal de su campaña presidencial, casi medio año después de haber sido condenado por delitos de corrupción y tráfico de influencias.

"Queremos tomar los buenos ejemplos de gestión, siempre basados en unos principios y unos valores compartidos", dijo ayer Casado al compartir escenario con Sarkozy en la jornada de la Convención Nacional del PP.

Con un vehemente discurso, Sarkozy irrumpió ayer en la Convención del PP para arropar al líder del PP. Ambos debatieron sobre "la sociedad abierta y sus enemigos" y expresidente francés recordó que "hace 11 años", la primera vez que le vio en el Elíseo, le dijo que sería "el presidente del Gobierno de España".

Además, el expresidente de Francia aprovechó para avisar de que "el separatismo no es simplemente un problema de España" porque "sería toda Europa la que podría pagar ese precio" si este país "se desuniera".

Del mismo modo, Sarkozy recordó que él siempre tuvo claro que Francia debería estar al lado de la democracia española frente a ETA, que "ha sido la organización terrorista que ha matado a más personas en Europa" y Casado le alabó por tomarse "en serio" que "acabara de darse impunidad a los etarras en Francia". | SERVIMEDIA



Etiquetas:  #Un #año #de #prisión #con #brazalete #electrónico #para #Nicolas #Sarkozy

COMENTARIOS