Un asedio surrealista y banderas de Moldavia en una victoria para Transnistria: ''Han tirado dos veces y han metido dos goles''
23:28
28 Septiembre 2021

Un asedio surrealista y banderas de Moldavia en una victoria para Transnistria: ''Han tirado dos veces y han metido dos goles''

El Madrid remató 30 veces sobre la portería del Sheriff, pero fue incapaz de ganar a un equipo que tuvo que pasar 4 eliminatorias previas para llegar a la fase de grupos. El Bernabéu recibió a la Champions 580 días después.

Reportaje La desconocida Transnistria y los orígenes del Sheriff Tiraspol, el rival del Real Madrid: "Es como una película comunista" Crónica El Sheriff gana en el Bernabéu y lleva por un día al Madrid de la historia de la Champions al cómic

El Manchester City visitó el Santiago Bernabéu antes de que el mundo colapsara por la pandemia. Era el 26 de febrero de 2020, la ida de los octavos de final de la Champions League 19-20 y pocos se imaginaban lo que iba a suceder el mes siguiente. 580 días después de aquel partido, el himno de la máxima competición del fútbol europeo volvió a sonar en Chamartín. Con algunas lonas en las gradas por las obras del estadio y mascarillas en las caras de los aficionados, pero sonó.

Muchas cosas han cambiado desde entonces. Ante el Sheriff Tiraspol, el ya famoso equipo del desconocido territorio de Transnistria, el Madrid presentó un entrenador y una defensa diferentes a las de aquel duelo contra el City. Ancelotti por Zidane y Nacho, Militao, Alaba y Miguel por Carvajal, Varane, Ramos y Mendy. El juicio sobre esos cambios quedará para el final de la temporada. Contra el City, Ramos terminó expulsado y disputó uno de sus últimos encuentros en el Bernabéu, y el conjunto blanco cayó por 1-2 complicándose mucho el pase a cuartos. Historia pasada... Con idéntico resultado al de este martes.

Ante su rival número 108 en la Copa de Europa, uno que ha tenido que superar cuatro eliminatorias previas para llegar a la fase de grupos, el Madrid y el Bernabéu sufrieron. En pocos estadios gusta tanto una buena vuelta al marcador, y más si es en Europa, y por eso el 0-1 del Sheriff provocó una atronadora ovación en Chamartín. El público rugió con las ocasiones falladas por sus jugadores y alentó a los suyos implorando un espíritu que la plantilla echó de menos durante su estancia en el Di Stéfano.

Cuatro cambios a la vez

El público tenía ganas, muchas. Como los futbolistas, a los que les faltó determinación. Las siguientes ovaciones del choque, ausente de goles, se dieron cuando Luka Modric y Toni Kroos salieron a calentar. Al croata Ancelotti lo había resguardado en el banquillo con la esperanza de darle descanso pensando en el Espanyol, pero tuvo que tirar de él por la falta de fluidez del equipo en los metros finales. El alemán, por su parte, volvió al césped después de dos meses de baja por una complicada pubalgia. Especialmente señalado por la grada fue Casemiro, el tercero de un tridente legendario que tiene todo el respeto del Bernabéu. El brasileño, no obstante, está todavía lejos de su mejor estado de forma.

Justo cuando Carletto tenía preparados cuatro cambios a la vez (Kroos, Modric, Rodrygo y Jovic) llegó la polémica del VAR por dos acciones de Vinicius. En la primera, el colegiado belga Lawrence Visser no dio penalti por un derribo sobre el brasileño, para enfado del Bernabéu, pero sí lo hizo un par de minutos después, una vez consultada la pantalla. El gol de Benzema volvió loco a Alaba, ya capitán general del equipo. El austríaco se dedicó a animar a todos sus compañeros, uno por uno, mientras Visser observaba la televisión. Vinicius, por su parte, levantó los brazos animando al Bernabéu.

Banderas de Moldavia... Por Transnistria

Con 25 minutos por delante, las ganas de remontada de la grada y la entrada de los cuatro de refresco, el Madrid subió varias marchas en un asedio sin éxito. Las continuas ocasiones erradas por los delanteros, 17 remates llevaban los de Ancelotti en el minuto 68, muchas de ellas claras, se tornaron en pesadilla cuando Thill envió a la escuadra de Courtois un lanzamiento desde fuera del área. El centrocampista se quitó la camiseta y todo el Sheriff se fue al córner por el gol más importante de su historia. No todos los días se gana en el Bernabéu. En la grada ondeaban, curiosamente, varias banderas de Moldavia, la federación de fútbol a la que representa el Sheriff Tiraspol en esta Champions pero el país que sigue sin reconocer la independencia de Transnistria, territorio cuya capital es Tiráspol.

El Madrid terminó con 30 remates hacia la portería rival, 10 de ellos entre los tres palos. "Es el fútbol, han tirado dos veces a portería y han hecho dos goles", valoró Casemiro. "Nosotros hemos tenido veinte o más. Hay que tener más atención, pero hay formas de perder un partido. Hicimos un buen trabajo, su portero hizo muchísimas paradas. Hay que felicitarles", comentó sobre su rival.

El Madrid se queda ahora segundo de su grupo, con tres puntos, a tres del Sheriff, líder con seis, y con dos de ventaja sobre el Inter de Milán y el Shakhtar. "Fuimos mejores, pero así es esto, si no marcas te puede pasar esto. La exigencia en este club es alta. Es muy largo, no es como empieza, es como termina"


Etiquetas:  #Un #asedio #surrealista #y #banderas #de #Moldavia #en #una #victoria #para #Transnistria #Han #tirado #dos #veces #y #han #metido #dos #goles

COMENTARIOS