Un clásico entre la abundancia del Real Madrid y el regreso amenazante de Mirotic
21:00
22 Enero 2022

Un clásico entre la abundancia del Real Madrid y el regreso amenazante de Mirotic

Real Madrid y Barça contrastan sus dinámicas en el WiZink. Los blancos recuperan a Tavares y a Rudy y Jasikevicius al ala-pívot, determinante en la última cita

Opinión El Real Madrid, ¿gran campeón o demasiado rico?

Acude el tercer clásico de la temporada con un Real Madrid lanzado y un Barça dubitativo, con Pablo Laso enfrentándose al bendito problema que tendrá a partir de ahora con una plantilla de 17 jugadores en la que deber de dejar fuera a varios en cada partido y con el amenazante regreso de Nikola Mirotic, el tipo que hace un mes destrozó a los blancos en el envite de Euroliga del Palau.

Acude el clásico (18.30 h., Movistar) en el WiZink Center como otro prolegómeno de todo lo que vendrá para Madrid y Barça, anticipando las promesas de sus batallas futuras con títulos en juego ahora que, por primera vez en mucho tiempo, ambos presumen de plenitud. El partido que debió disputarse el pasado 2 de enero (aplazado por los contagios en la plantilla azulgrana), tendrá continuación en unos días (11 de febrero) en Europa y, probablemente, del 17 al 20 en la Copa de Granada.

El Real Madrid ha ganado 21 de sus últimos 22 partidos. Alzó la Supercopa, es líder en solitario de la Liga Endesa (16-1) y de la Euroliga (16-3). Para el duelo del domingo Laso recupera, además, a Tavares y Rudy Fernández tras sus contagios y sólo Fabien Causeur es baja. Tiene 14 jugadores disponibles por tanto, más los canteranos Juan Nuñez y Tristan Vukcevic (se disparan los rumores sobre su posible cesión), por lo que tiene que hacer varios descartes. Uno de ellos, obligado, será entre los tres extracomunitarios (Deck, Williams-Goss o Thompkins). "Dejar fuera a cualquier jugador me jode. Siempre pienso que lo puedo echar de menos. Que quite a uno de un partido no significa que no lo quiera, sino que por lo que sea otros me pueden dar más o, incluso, debe descansar, más ahora que vamos a jugar martes, jueves y domingo. Nunca es un menosprecio. No es fácil. Hay que llevarlo con naturalidad, porque es mi trabajo, aunque seguro que no contente a todo el mundo", reflexiona el entrenador vitoriano sobre una situación inédita en su etapa en el Madrid y que contrasta llamativamente con lo sucedido el curso pasado: "No llegábamos casi a hacer la convocatoria por ir justos de jugadores. El rearme era necesario".

El Barça, espléndido al comienzo del curso, ha perdido cuatro de sus últimos cinco partidos. Las lesiones y los contagios han cortado el ritmo al equipo de Jasikevicius, que el curso pasado derrotó al Madrid en seis de los siete choques y que es segundo tanto en ACB (11-3) como en Euroliga (16-5). Sin embargo, para el duelo del Palacio -en el que será homenajeado Felipe Reyes al descanso-, recupera a Mirotic, como lo hizo esta semana con Nick Calathes y hace unos días con Higgins. Ya sólo Oriola y Abrines son baja para el técnico lituano. "Hay que empezar con intensidad y la cabeza fría. Lo primero es que no nos superen en ambición y en los balones divididos, los rebotes y los estos pequeños detalles", advierte.

Fue precisamente Mirotic el verdugo del último choque entre los dos gigantes del baloncesto nacional. El montenegrino destrozó a sus ex en el Palau con 31 puntos. Posiblemente el domingo tendrá enfrente a uno de los pocos defensores de Laso que le han conseguido detener, el argentino Deck, que ya jugó unos minutos el jueves tras volver de la NBA.


Etiquetas:  #Un #clásico #entre #la #abundancia #del #Real #Madrid #y #el #regreso #amenazante #de #Mirotic

COMENTARIOS