Un épico Alcaraz sufre en Hamburgo su derrota más agridulce ante Musetti: nuevo nº5 del mundo
18:36
24 Julio 2022

Un épico Alcaraz sufre en Hamburgo su derrota más agridulce ante Musetti: nuevo nº5 del mundo

El tenista español llegó a levantar cinco bolas de partido en una final titánica ante el jugador italiano y terminó cayendo en el tercer set (6-4, 6-7, 6-4).

No pudo ser. La épica de Carlos Alcaraz en el ATP500 de Hamburgo tuvo un límite. Un tercer set en el que Musetti terminó jugando con más inteligencia y también con más piernas. El español había llegado al límite en la manga previa en la que había conseguido levantar hasta 5 pelotas de partido. Un esfuerzo que terminó pagando con creces. 

Alcaraz había recibido una inyección de moral muy importante con esa increíble remontada. Sin embargo, el tenis, aunque también es un estado de ánimo, sigue teniendo como valor principal el juego sobre la pista. Y lo cierto es que Hamburgo no ha sido el mejor torneo de un 'Carlitos' que ha ido a tirones, a fogonazos. 

Siempre había ofrecido en su camino hasta la final una de cal y otra de arena. Y en el duelo ante Musetti no fue menos. Cedió el primer set por 6-4 desdibujándose en el momento de la verdad. Cuando todo parecía perdido, resucitó con esas cinco bolas de partido salvadas previa discusión con la jueza de silla. La final del torneo alemán estaba teniendo de todo. 

Pero después, el español perdió el subidón que le había dado la adrenalina liberada durante su épica recuperación y lo terminó pagando en un tercer set mucho más calmado y frío, con puntos espectaculares, pero de calcular más que de sentir. Musetti se reía con la bola de partido al resto en el 5-4 de la tercera manga. Sabía lo que había pasado en sus anteriores oportunidades, pero esta vez no la dejó escapar y alza así el trofeo en la ciudad germana. 

Lorenzo Musetti celebra su victoria sobre Alcaraz en el ATP500 de Hamburgo

Lorenzo Musetti celebra su victoria sobre Alcaraz en el ATP500 de Hamburgo Reuters

Sin embargo, esta es una derrota agridulce para él. Carlos, después de su buen torneo en Hamburgo, alcanza el puesto más alto de toda su carrera en el ránking de la ATP. Ya está entre los cinco mejores tenistas del planeta demostrando que ha llegado a la élite para quedarse y para intentar hacer historia como su maestro, Juan Carlos Ferrero. El exnúmero 1 del mundo ha vibrado con los mejores momentos de su pupilo que ha regresado a una final después de los fiascos de Roland Garros y Wimbledon, dos grandes en los que pagó su inexperiencia. 

Una final de altibajos

El partido no arrancó bien para el jugador de El Palmar. Cedió el primer juego recibiendo un break que fue el signo más claro y premonitorio de lo que iba a suceder. Carlos se rehizo a las primeras de cambio y consiguió igualar. Sin embargo, no había sido un buen comienzo. Más bien un síntoma claro de que la tierra de Hamburgo estaba dejando dudas en el murciano. 

A pesar de eso, consiguió presentar batalla durante la primera manga, pero comtiendo demasiados errores. No estaba cómodo con su juego ni fino con sus golpes. No le funcionaba la derecha y siempre iba a merced de la iniciativa de un Musetti que estaba cuajando la semana de su vida. Así fue como llegó el tropezón de final de set. Nuevo break en favor de Lorenzo que se apuntaba la primera manga por 6-4. 

Alcaraz intentó cambiar cosas en su juego para subir el nivel, pero sin éxito. El italiano volvió a romper el servicio del español y se colocó por delante en el marcador. Ahí se encendieron todas las alarmas porque Musetti solo tenía que ganar sus saques para llevarse el torneo. Pero poco a poco, el discípulo de Juan Carlos Ferrero fue entrando en pista e igualando la intensidad de su rival, lo que le llevó a igualar también el tanteador de errores y aciertos. 

Remontada sin premio

Así se llegó al decisivo noveno juego del segundo set. Con 5-4 y saque a favor de Musetti, el italiano dispuso de dos pelotas de partido. Todo visto para sentencia. No para Carlos, que tiró de arrestos y de mucha calidad para salvar las dos bolas y empatar a cinco. Las derechas que antes no entraban, ahora sí. Las dejadas que antes no superaban la red, ahora pasaban. Carlos, que tuvo una fuerte discusión con la jueza de silla por un polémico punto, supo sobreponerse a la presión y convertir toda la tensión en motivación. 

Además, se metió en el bolsilló a la central de Hamburgo con puntos imposibles y carreras al límite. La gente quería más partido y Carlos se lo dio. Especialmente en un tie-break en el que remontó otras tres pelotas de partido. Un total de cinco para vencer por 7-6 y forzar el tercero. 

Carlos Alcaraz salva una bola in extremis en el ATP500 de Hamburgo

Carlos Alcaraz salva una bola in extremis en el ATP500 de Hamburgo Reuters

Estaba crecido el español. Pero el partido, que fue la definición de una montaña rusa, tenía preparado un desenlace inesperado para todos teniendo en cuenta el panorama que había al término de ese segundo set. La igualdad volvió al juego y al electrónico hasta la recta final de la manga definitiva. 

De nuevo llegó ese noveno juego clave, esta vez con Alcaraz al saque. Pero tras tantos milagros, la magia del español se terminó evaporando ante el calor alemán. Musetti tomó varios puntos de ventaja y cosechó una nueva bola de partido, la sexta. Esta vez sí, entre risas de nerviosismo, supo aguantar el vendaval y se llevó el torneo. Cuerpo a tierra para celebrar una victoria muy importante para él. 

Carlos pone fin así a una semana un tanto extraña. A ratos ha volado y a ratos ha estado irreconocible. Un torneo de tierra después de Wimbledon y antes del US Open. Pero victorias y puntos que le sirven para alcanzar un nuevo techo en su carrera, ese 5º puesto del ránking ATP. De ganar, hubiera sido número 4, pero eso, dado su potencial, llegará por su propio peso. Lo que nunca podrá recuperar es ese ATP500 de Hamburgo 2022 que tuvo en la mano. 

Carlos Alcaraz Deportes Ranking ATP Tenis Tenistas

Etiquetas:  #Un #épico #Alcaraz #sufre #en #Hamburgo #su #derrota #más #agridulce #ante #Musetti #nuevo #nº5 #del #mundo

COMENTARIOS