Un ex alto cargo de Chaves y Griñán, al frente de la sala que tiene que ejecutar la sentencia de los ERE
01:57
16 Septiembre 2022

Un ex alto cargo de Chaves y Griñán, al frente de la sala que tiene que ejecutar la sentencia de los ERE

Pedro Izquierdo, presidente de la Sección Primera, fue secretario general de Justicia y ya fue recusado para enjuiciar la pieza política del fraude

Polémica Montero ya calienta el indulto a Griñán apelando al voto particular y Podemos y PP lo rechazan Recurso El Supremo argumenta en 1.205 folios de sentencia que Chaves y Griñán conocieron y consintieron el "descontrol absoluto" de los ERE Indulto España tiene 44 malversadores como Griñán en prisión: "Yo tampoco me llevé un duro"

En febrero de 2007, una bola y el azar adjudicaron a la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla el enjuiciamiento de la primera de las piezas en las que se troceó el caso de los ERE y la más importante, la que tenía que determinar si el procedimiento utilizado para dar esas ayudas era o no legal. En el banquillo se iban a sentar los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, junto a otra veintena de ex altos cargos del PSOE. Esa bola y el azar eligieron, precisamente, la sala que presidía el magistrado Pedro Izquierdo, que había formado parte de los gobiernos de Chaves, de Griñán y hasta de Susana Díaz. Más aún, Izquierdo fue elegido para presidir el tribunal y para ser el ponentede la sentencia, algo que finalmente no ocurrió no porque se abstuviese, sino porque la recusación del PP, que ejercía la acusación, lo impidió.

Sin embargo, quince años después, la Sección Primera de la Audiencia sevillana que él sigue presidiendo tiene de nuevo en sus manos el destino inmediato de los condenados, incluida la entrada en prisión de Griñán, condenado a seis años de cárcel en una sentencia confirmada ya por el Tribunal Supremo y que es, por lo tanto, firme.

Izquierdo era alto cargo del gobierno socialista de la Junta solo dos años y medio antes de que la macrocausa de corrupción llegase a la Audiencia, a su sala y a su mesa. Algo más de seis años estuvo desempeñando el cargo de Secretario General para la Justicia, un puesto con rango de viceconsejero y para el que fue nombrado cuando Chaves aún era presidente, en el año 2008, permaneció cuando Griñán accedió a la Presidencia y aún estuvo dos años más después de que Susana Díaz llegase al Palacio de San Telmo. Fue en 2014, con el fiscal Emilio de Llera como consejero de Justicia, cuando fue relevado.

Pese a haber trabajado para los dos ex presidentes a los que iba a juzgar, Izquierdo no tuvo la menor duda a la hora de asumir las riendas del macrojuicio, dudas que sí tuvieron sus compañeros de la Sección Tercera de la Audiencia, que dieron la razón al PP y apartaron del juicio de los ERE al ex alto cargo al entender que concurría en su casa la causa de abstención o recusación del artículo 219.10 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la de "tener interés directo o indirecto en la causa o pleito".

Ahora, una vez que el Supremo se ha pronunciado y ha avalado, con algunos matices, la mayor parte de la sentencia que dictó la Audiencia sevillana -incluida la pena de cárcel para Griñán- el asunto vuelve al órgano judicial que preside Izquierdo, que es el competente para tramitar la última fase de este procedimiento, la ejecución de la resolución, incluido el cuándo y el cómo los condenados a cárcel deberán ingresar en el centro penitenciario correspondiente.

Solo queda una juez del tribunal

En principio, según señalaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la recusación que le impidió presidir el juicio le afecta también para la ejecución de la condena, pero resulta que de los tres magistrados que formaron parte del tribunal solo queda una, Pilar Llorente, lo que va a obligar a formar un nuevo grupo cuya composición debe decidir la sala que él preside.

El juicio de la pieza política de los ERE, que se prolongó durante un año (desde diciembre de 2017 a diciembre de 2018), lo presidió el magistrado Juan Antonio Calle y a su lado estuvieron sus compañeras Pilar Llorente y Encarnación Gómez. De aquel trío solo queda hoy en la Sección Primera Llorente. Juan Antonio Calle se ha jubilado y Encarnación Gómez ha cesado esta misma semana, lo cual hace necesario nombrar a dos nuevos magistrados para hacerse cargo de ejecutar el fallo avalado por el Supremo.

Esa decisión, señalaron las fuentes del TSJA consultadas, la tendrá que tomar la sala, aunque eso no sucederá hasta que el Supremo remita la sentencia a la Audiencia de Sevilla, algo que no ha pasado todavía y para lo que no hay fecha ni plazos.

Las "dudas sobre la imparcialidad" de Pedro Izquierdo que le apartaron del juicio de la pieza política de los ERE llevaron al ex alto cargo a abstenerse de intervenir en otras piezas de la macrocausa durante algún tiempo, pero este mismo año el presidente de la Sección Primera dio por finiquitado ese período y regresó al caso, en concreto al cuarto juicio, el de las ayudas a la empresa Novomag.

Fueron, según publicó Diario de Sevilla, sus compañeros Juan Antonio Calle, Pilar Llorente y Purificación Hernández los que le allanaron el camino de su regreso al terreno de los ERE con un auto en el que concluyeron que los requisitos para que Izquierdo fuese apartado no se daban ya en este caso.


Etiquetas:  #Un #ex #alto #cargo #de #Chaves #y #Griñán #al #frente #de #la #sala #que #tiene #que #ejecutar #la #sentencia #de #los #ERE

COMENTARIOS