Un muro contra un tsunami: de la mano de Oblak a la monumental exhibición del Barcelona de Messi
09:28
22 Marzo 2021

Un muro contra un tsunami: de la mano de Oblak a la monumental exhibición del Barcelona de Messi

El portero del Atlético protagoniza uno de los momentos del campeonato el día en que el Barcelona pasa por encima de la Real Sociedad en San Sebastián

Crónica. El Barça acecha al Atlético con una goleada de época en Anoeta Atlético. Oblak también sabe cómo ganar títulos Primera. La clasificación

Esta Liga tan rocambolesca, a tramos incluso preciosa, y que el Atlético ha llevado a uno de sus terrenos favoritos, el de la supervivencia extrema (1-0), alcanzó uno de sus momentos culminantes en el lugar más inesperado. Y en pleno acoso de un Barcelona desatado y monumental (1-6) ante la Real Sociedad.

Cuánto se había escrito acerca de la mala traza en los penaltis de Jan Oblak. Un portero ejemplar, pero incapaz de sostener unos demonios que sólo aparecían cuando el rival plantaba el balón desde la cal de los once metros. Hacía tres años que no paraba una pena máxima en el campeonato. Y en el recuerdo, la insoportable tortura de las tandas, en las que sólo fue capaz de detener un disparo en 26 duelos al sol. Cómo olvidar la noche europea de San Siro frente al Real Madrid. Por eso el penalti que le paró este domingo Oblak a Joselu en el minuto 86 trasciende a la mera acción capital. La redención, quién sabe si la Liga, se recreó en su mano izquierda.

«Nadie entiende muy bien los penaltis. Últimamente no paraba ninguno [10 seguidos]. Era fundamental». Las palabras de Oblak, más allá de la confesa incomprensión, trasladaban al sufrimiento de Simeone, al que sólo le faltó sacar el rosario.

A su Atlético se le adivina la ansiedad propia de quien teme perder su ventaja. Aunque, al contrario que en Europa, en la Liga le basta con reafirmarse en sus realidades. Como Luis Suárez, crepuscular en la Champions, pero determinante en el torneo doméstico (19 goles tras marcar el gol del triunfo frente al Alavés). O como esa incipiente asociación entre Trippier y Llorente. Tanta clase como ansia de títulos.

El récord de Messi

Quien nunca dejó de tener hambre es Leo Messi. A sus 33 años, el día que se convertía en el futbolista que más partidos ha jugado con el Barcelona (768) guió la exhibición de su equipo en un territorio otrora hostil como Anoeta. A Messi no le hace falta correr. Y a veces, tampoco marcar todos los goles. En el Reale Arena, donde se llevó dos, no tuvo más que pensar más rápido que el resto. En su cabeza, por supuesto, siempre está la vía que le abre Alba, otra vez precursor de buena parte de los tantos. Pero Messi también atendió esta vez al estadounidense Dest, que se estrenó como goleador en la Liga. No se conformó el estadounidense con uno. Atrapó un par. Fue su gran noche en un Barcelona que mostró su mejor nivel en años. Y donde Griezmann y Dembélé, por fin, han sabido encontrar su sitio en un grupo que también muestra con orgullo la bandera de La Masia (Ilaix y Riqui Puig).

Los de Koeman, a cuatro puntos del Atlético y después de enhebrar su noveno triunfo a domicilio, aprietan en una persecución de la que el Real Madrid, a seis, no se descuelga. Benzema, a su ritmo de vals, mira de reojo a Suárez y Messi.

Quedan 30 puntos en juego. También un clásico en Madrid (jornada 30). Y un Barcelona-Atlético a tres escalones del final. Ahí es nada.


Etiquetas:  #Un #muro #contra #un #tsunami #de #la #mano #de #Oblak #a #la #monumental #exhibición #del #Barcelona #de #Messi

COMENTARIOS