Una caña con Davor Suker: ''Tomaos una cerveza y mucha suerte... ¡a partir de mañana!''
10:54
28 Junio 2021

Una caña con Davor Suker: ''Tomaos una cerveza y mucha suerte... ¡a partir de mañana!''

El presidente de la Federación croata charla con EL MUNDO sobre el partido de este lunes. Elogia a Morata, recuerda a Luis Aragonés y lamenta la baja de Perisic

Luis Enrique "¿La situación de Morata? Eso debe ser puesto en manos de la Policía" Dani Olmo "Era un chico con los pies en el suelo, cada día quería mejorar"

El hotel Radisson Royal de Copenhague está pegado al Tívoli, un precioso parque de atracciones, de los más antiguos del mundo, donde los daneses pasan mucho de su tiempo libre con los niños. Enfrente del Tívoli hay un par de pubs irlandeses donde, pasada la medianoche del domingo, aficionados croatas (españoles había cuatro) apuraban las cervezas en vasos de plástico antes del toque de queda. En esta zona no hay ambiente de Eurocopa si la vista no recae en el hall del hotel, donde se hospedan parte de los trabajadores de la UEFA que están aquí y donde se hospeda, sobre todo, un hombre cuya planta sigue evocando a uno de los mejores delanteros de la década de los 90.

Davor Suker es hoy el presidente de la Federación croata de fútbol (lo es desde 2012), rival de España esta tarde, y cuando entra al restaurante del hotel, reconoce rostros españoles y saluda: "¡Hola! ¿Cómo estáis?", para después recibir la visita de un amigo, un periodista español cuya amistad conserva desde hace dos décadas. De repente, una invitación: "El señor de aquella mesa les invita a una ronda", dice la camarera, y en el agradecimiento: "¡Tomaos una cerveza y ¡mucha suerte! a partir de mañana", bromea mientras apura unos tagliatelle con ragut de ternera, a casi 27 euros el plato.

Es el pie para una conversación estupenda, la misma que mantiene con aquel medio que le pide unas palabras. "La clave del partido va a estar en el centro del campo. Quien tenga el balón y la posesión, ganará", explica mirando aquí y allí, saludando aquí y allí y más allá, un mito como él es muy conocido en todo el mundo. Muestra cierto cansancio de una temporada marcada por el Covid. "Estamos hasta las narices de tanta prueba, tanta PCR...", y vuelve, casi sin querer, al centro del campo, al partido de octavos de final. "Con Modric y Kovacic nosotros vamos a querer tener el balón", dice, insinuando que Croacia no se meterá atrás. Está muy al tanto de todo lo que ocurre en España. "Hemos visto que en los dos primeros partidos no ha demostrado tanta calidad. Es lo que digo, con el Covid, es un torneo muy abierto".

Lo que sí le disgusta, y mucho, es la baja de Perisic. Quizá no lo exprese del todo, está frente a la prensa 'enemiga', pero se le nota. "Hemos perdido a un gran jugador, uno de esos que cambian partidos, que puede marcar goles", cuenta, y elogia a su compañero en UEFA, Luis Rubiales, al que saludó ayer por la tarde en el estadio, como también a Luis Enrique, con el que no coincidió en el Madrid por muy poco.

Las cervezas a las que ha invitado quedan atrás, pero antes, un delantero como él repara en otro delantero, Morata, y deja una reflexión interesante. "Vi que hubo muchas quejas tras el primer partido. Luis Aragonés, que en paz descanse, siempre decía que al delantero hay que cuidarlo, hay que mimarlo, porque te va a devolver ese cariño con goles. Conozco a Morata personalmente y me cae muy bien. Le deseo toda la suerte", concluye, pero no, no ha concluído: "¡Pero no contra Croacia!", y ahora sí, camina al encuentro del amigo número 100 que ha venido a saludarle.


Etiquetas:  #Una #caña #con #Davor #Suker #Tomaos #una #cerveza #y #mucha #suerte #a #partir #de #mañana

COMENTARIOS