Una esponja de mar, aliada contra el Covid-19
13:12
10 Enero 2023

Una esponja de mar, aliada contra el Covid-19

Un equipo de microbiólogos de Canadá ha identificado en la naturaleza tres componentes que evitan que células humanas se infecten, entre ellos una sustancia procedente de una esponja marina que vive en la Columbia Británica

Las sustancias que segregan o se encuentran en plantas y animales se han convertido en una valiosa fuente para la industria farmacéutica. Del fondo del mar se ha obtenido por ejemplo una insulina ultrarrápida para tratar a diabéticos basada en el veneno que un caracol marino utiliza para aturdir a sus víctimas. Tanto los venenos de estas criaturas marinas como de las serpientes han servido de inspiración para desarrollar todo tipo de fármacos, así que no es de extrañar que los científicos estén buscando en los componentes que se encuentran en la naturaleza nuevos medicamentos para tratar el mayor quebradero de salud mundial de los últimos años: el Covid-19.

Un equipo de microbiólogos de Canadá ha identificado ahora tres componentes que, según exponen en la revista Antiviral Research, han mostrado buenos resultados contra la enfermedad que causa el coronavirus SARS-CoV-2, entre ellos una sustancia que procede de una esponja marina que vive en la Columbia británica.

En total, el equipo del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Columbia Británica analizó los efectos de más de 350 componentes de fuentes naturales -como plantas, hongos y esponjas marinas- ante la infección por Omicron, Delta y otras variantes del coronavirus, descubriendo que tres de ellos tenían propiedades contra el Covid-19 incluso en dosis muy bajas.

Para saber más

Venenos que sanan

Covid: ¿existe el riesgo de que se propaguen ahora variantes más peligrosas desde China?

Para realizar la investigación, bañaron células pulmonares humanas en soluciones hechas con estos compuestos naturales y luego las infectaron con SARS-CoV-2. Los investigadores encontraron que 26 de los 350 compuestos redujeron por completo la infección viral en las células, y tres de ellos fueron efectivos en dosis muy pequeñas.

Los científicos utilizaron una versión del virus SARS-CoV-2 que hace que las células brillen de color verde fluorescente cuando están infectadas, así como una técnica de detección especial para identificar esos 26 compuestos principales que mostraron inhibición de la infección por Covid-19 con bajo daño celular. Tal y como explican los autores, ese virus fluorescente les permite verificar miles de compuestos de manera fácil y rápida y les ofrece la posibilidad de rastrear el SARS-CoV-2 'en vivo' a medida que se propaga de una célula a otra.

"La ventaja de estos compuestos naturales es que se dirigen a las células, en lugar de al virus, bloqueando la replicación del virus y ayudando a la célula a recuperarse", ha explicado Jimena Pérez-Vargas, coautora del estudio e investigadora de la Universidad de Columbia Británica. "Las células humanas evolucionan más lentamente que los virus, por lo que estos compuestos podrían funcionar contra futuras variantes y otros virus como la influenza (gripe) si usan los mismos mecanismos", propone esta científica.

Los 350 compuestos utilizados para realizar esta investigación han sido recogidos por todo el mundo a lo largo de los últimos 40 años, aunque los tres que mejores resultados obtuvieron contra la variante Delta y varias variantse Omicron proceden de Canadá: alotaketal C, de la mencionada esponja marina (que fue recolectada en Howe Sound); bafilomicina D, obtenida de una bacteria marina en Barkley Sound, B.C., y holyrine A, de bacterias marinas recolectadas en aguas de Newfoundland.

Asimismo, comprobaron la efectividad de la bafilomicina D cuando se combina con un antiviral recientemente descubierto, la molécula N-0385, descubriendo que el componente y la molécula trabajan de forma sinérgica contra BA.2, una subvariante de Omicron

Como explica François Jean, profesor asociado en el departamento de microbiología e inmunología de la Universidad de Columbia Británica, su equipo multidisciplinar está intentando desentrañar las "importantes posibilidades que ofrecen la biodiversidad y los recursos naturales y descubriendo soluciones basadas en la naturaleza para hacer frente a desafíos de salud global como el Covid-19".

Su siguiente paso será probar probar estos componentes en modelos animales en los próximos seis meses. "Nuestra investigación también está allanando el camino para realizar a gran escala pruebas de medicamentos a base de productos naturales que puedan bloquear la infección asociada con otros virus respiratorios de gran preocupación en Canadá y en todo el mundo, como la influenza A y el virus sincitial respiratorio humano (VSR)", señala Jean.


Etiquetas:  #Una #esponja #de #mar #aliada #contra #el #Covid #19

COMENTARIOS