Una médico española diagnostica un infarto en una emergencia con un Apple Watch
00:52
25 Noviembre 2022

Una médico española diagnostica un infarto en una emergencia con un Apple Watch

Ocurrió en Navalacruz, un pueblo de la Sierra de Gredos, durante las fiestas patronales

Navalacruz es un pequeño pueblo a las faldas de la Sierra de Gredos que, como muchos otros pueblos de España, multiplica su población durante el verano. Tiene 247 habitantes censados pero en el pasado mes de septiembre en sus calles había miles de personas celebrando las fiestas patronales. Esto salvó la vida a una persona.

Una de ellas era Blanca Santos Martín, cardióloga en su primer año de residencia en el hospital madrileño de La Princesa. Blanca había acudido al pueblo para pasar unos días con amigos y familia y una noche recibió una llamada en su teléfono. La tía de una amiga suya no se encontraba bien en casa y tenía un dolor en el pecho. Al llegar, Blanca comprobó que era un dolor compatible con un síndrome coronario agudo, lo que tradicionalmente se conoce como infarto.

Cuando hay una emergencia médica en Navalacruz, sus habitantes tienen dos posibilidades. Una es llamar a una ambulancia de la zona que suele tardar unos 20 minutos en llegar. La otra es solicitar una UVI móvil a Ávila, que tarda casi una hora.

La ambulancia local está equipada con un electrocardiógrafo, que es el dispositivo que mide la actividad eléctrica del corazón y permite hacer un diagnóstico preciso. Pero, al llegar a la casa de la paciente, la doctora Santos descubrió que el dispositivo no funcionaba. Durante sus estudios de medicina había asistido a varias charlas del doctor Miguel Ángel Cobos Gil, cardiólogo en Hospital Clínico San Carlos, en las que hablaba de la posibilidad de usar el Apple Watch como dispositivo de diagnóstico, y decidió probarlo como alternativa.

"Mi Apple Watch no es uno de los último modelos, así que no tiene electrocardiógrafo, pero un familiar mío que también estaba en el pueblo esos días sí tenía un modelo equipado con uno", explica a EL MUNDO la doctora Santos.

Apple explica claramente al abrir la aplicación de electrocardiograma en el Apple Watch que la función no está preparada para detectar infartos. Es una herramienta pensada para tomar mediciones frecuentes en casa que puedan ayudar a un médico a obtener una visión más completa de la salud del paciente. Puede detectar también casos de fibrilación auricular, que es un tipo de arritmia que puede ser indicativo de otros problemas en el corazón.

Otros fabricantes de relojes inteligentes, como Samsung, también han integrado este tipo de herramientas en sus dispositivos, pero las limitaciones y advertencias son las mismas. Se debe, fundamentalmente, a que el dispositivo toma una medida desde un único punto del cuerpo, la muñeca, y para obtener un diagnóstico preciso es necesario ver el electrocardiograma que se dibuja también desde otros puntos del cuerpo.

Esto es lo que hizo la doctora Santos. "Tomé tres derivaciones con el reloj en diferentes partes del cuerpo (de la muñeca izquierda a la muñeca derecha, que es la habitual del Apple Watch, y del tobillo izquierdo a la mano derecha e izquierda) y la gráfica claramente apuntaba a que estaba ante un infarto, la cara inferior del corazón se estaba viendo comprometida", explica.

Un infarto es una patología con un alto grado de mortalidad si no se detecta y trata a tiempo; de hecho, se estima que en torno a un 25% de pacientes fallecen antes de llegar al hospital. Desde que se diagnostica, lo ideal es abrir la arteria responsable de manera percutánea (es decir, desde el exterior, perforando la piel) en un plazo de dos horas. Si no, sólo se puede recurrir a alternativas menos eficaces como el uso de un medicamento intravenoso.

Con la información del electrocardiograma, la doctora Santos pidió a la ambulancia que llevasen a la paciente al hospital de Salamanca, situado algo más lejos que el de Ávila, pero donde existe la posibilidad de abrir la arteria de manera emergente. Unos días después la paciente se había recuperado y pudo regresar a casa.

Santos cree que en un futuro próximo este tipo de dispositivos será capaz de mejorar el diagnóstico directo de infartos. "Con los datos de millones de pacientes será posible entrenar algoritmos más precisos capaces de acercarse al diagnóstico desde un solo punto", explica. Ahora, sin embargo, sólo es un dispositivo útil en casos como este si se sabe interpretar el trazado del electrocardiograma, algo que requiere conocimientos médicos.

En su residencia en el hospital de La Princesa, no obstante, sí ha observado como cada vez más pacientes acuden a urgencias porque el reloj ha diagnosticado una fibrilación auricular. Uno de los temores que existían entre la comunidad médica al anunciarse esta función es que una oleada de falsos positivos saturara las consultas, pero según Santos de momento este escenario no está sucediendo y la función ha ayudado a detectar a tiempo problemas que de otra forma habrían supuesto una seria amenaza para la salud de los paciente


Etiquetas:  #Una #médico #española #diagnostica #un #infarto #en #una #emergencia #con #un #Apple #Watch

COMENTARIOS