Una noche de ''sufrimiento'' y ''liberación'' gracias a la ''magia'' del Bernabéu: ''Pasa algo en este estadio''
10:54
13 Abril 2022

Una noche de ''sufrimiento'' y ''liberación'' gracias a la ''magia'' del Bernabéu: ''Pasa algo en este estadio''

Ancelotti admitió que ''el 0-3 nos liberó apareció la magia del estadio'' y Butragueño reflexionó sobre la camiseta para intentar explicar lo inexplicable: ''Ha vuelto a suceder''

Crónica El Madrid desafía a la muerte de cara para llegar a semifinales de la Champions Directo Narración y estadísticas

A las siete y media de la tarde, en mitad de un chaparrón más veraniego que primaveral, el autobús del Real Madrid cruzaba una Plaza de los Sagrados Corazones abarrotada. Una 'llegada busiana', tal y como es conocida en Chamartín. Un recibimiento como si necesitara remontar. Y es que quizás el Madrid siempre necesita remontar. Bebe de esa fuente que es la mística de su escudo en el Bernabéu y en la Champions. Sin ella, es casi la nada. Ya lo decía Casemiro en la previa: «El escudo lo es todo». Lo es para el equipo, para los aficionados y para el alma del coliseo blanco, perdida sin nada por lo que luchar. Quizás con eso se puede llegar a entender una mínima parte de lo vivido en la noche del martes.

El Madrid necesitó verse muerto en la orilla de las semifinales para darse cuenta de lo que estaba sucediendo a su alrededor. Los silencios después del 0-1, el 0-2 y del gol anulado a Marcos Alonso no despertaron al conjunto dirigido por Carlo Ancelotti. Era ya una de las peores derrotas de su historia. Sí lo hizo el 0-3 y una milagrosa parada de Thibaut Courtois. Ahí, ahogado, apareció el exterior de Luka Modric para que Rodrygo forzara una prórroga inexplicable. La afición, impotente durante el duelo, asumió esa chispa impensable y, ahí sí, se lanzó a la remontada. A otra más. «El 0-3 nos ha liberado, desde ahí la afición nos ha empujado y ha salido la magia de este estadio. Se sabía que teníamos que sufrir porque el Chelsea era un gran equipo».

Ya en el tiempo extra, los ojos llorosos de Benzema en la celebración del 2-3 y sus golpes con el puño al escudo del Madrid llegan a explicar lo inexplicable. Cómo sino a través del escudo se puede entender noches como la del PSG y la del Chelsea, en la que Ancelotti acabó con una defensa formada con Lucas, Carvajal, Alaba y Marcelo, que casi lloraba en el banquillo con el tercero de los londinenses, ante el actual campeón de la Champions. «En la prórroga estábamos más frescos. Con los cambios quería meter energía».

El pitido final encontró a Benzema, lesionado pero en el césped durante los últimos cinco minutos, de nuevo de rodillas, a lágrima viva, aplaudido por el cuerpo técnico cuando caminó hacia ellos. Y la mayoría de sus compañeros lanzados uno sobre otro encima de Luka Modric. El francés y el croata son los líderes futbolísticos, y emocionales al lado de Marcelo, de un equipo que acumula ocho semifinales en los últimos diez años. Todo dirigido por un Ancelotti que también llega a su octava semifinal como entrenador, igualando el récord histórico de Mourinho y Guardiola. El italiano es uno de los tres entrenadores que ha levantado el título tres veces, con Bob Paisley y Zinedine Zidane. «Hemos tenido un bajón psicológico, pero cómo lo puedo explicar, la magia de este estadio ayuda mucho al equipo a no rendirse nunca, les ayuda a tener más energía, a Carvajal a jugar de central... Estoy muy feliz. Sufriendo mucho, pero cuanto más se sufre más feliz soy».

Modric, que bromeó con «otra noche de sufrimiento», fue el MVP. «Qué voy a decir de él...», confesó Carletto, que elogió la clasificación del Villarreal: «Desde aquí mi enhorabuena, también a Unai. Decían que el fútbol español no estaba al nivel de los ingleses y ahora hay dos equipos españoles en semifinales». Butragueño no encontraba explicación: «Pasa algo en este estadio y en esta camiseta. Ha vuelto a suceder». Nacho, que se retiró lesionado, insistió en la mística: «Se te pone la piel de gallina con noches así. El día del PSG mucha gente estaba esperando para matarnos, hoy con el resultado en contra seguro que también, pero este club es así y lo hemos demostrado una noche más».


Etiquetas:  #Una #noche #de #sufrimiento #y #liberación #gracias #a #la #magia #del #Bernabéu #Pasa #algo #en #este #estadio

COMENTARIOS