Una regresión del Barcelona de dos décadas
17:20
9 Diciembre 2021

Una regresión del Barcelona de dos décadas

El equipo azulgrana no quedaba eliminado de la fase de grupos de la Champions desde hace 21 años

Crónica El Barcelona cae aún más bajo en Europa Sorteo Los posibles rivales de Real Madrid y Atlético en octavos El cortador 'Auf Wiedersehen'... Laporta El cabreo de Xavi "Hoy empieza una nueva etapa"

Ni siquiera los lamentos servían para demasiado en el gélido Allianz Arena de Múnich. Por mucho que el club azulgrana pensara en milagros, no hay otra realidad que ésta. La de la precariedad deportiva. La de la miseria económica. Josep Maria Bartomeu llevó al equipo a la ruina, también moral, y Joan Laporta ha corroborado que con vender ilusión no basta en un deporte que ha apartado de un manotazo al Barça de la élite. El subsuelo europeo es ahora su único sitio.

Ha retrocedido el Barcelona 21 años, que es el tiempo que llevaba el equipo sin quedar fuera de la fase de grupos de la Champions. Entonces, en aquella temporada 2000-01 el entrenador era Lorenzo Serra Ferrer y Joan Gaspart quien ocupaba la poltrona presidencial. Ahí es nada. Como ahora, el equipo azulgrana no pudo más que ser tercero, por detrás del Milan y el Leeds. Y en la Copa de la UEFA no encontró redención. El Liverpool le cerraría el paso en semifinales antes de vencer al Alavés en el partido definitivo. Por supuesto, aquel Barça no ganó título alguno. Al menos logró atrapar el cuarto puesto de la Liga en el minuto 88 de la última jornada gracias a una chilena inverosímil de Rivaldo frente al Valencia.

Pérdidas económicas

Sirva como espejo para este Barcelona, que suspiraba por permanecer en la Champions, ya no por un prestigio puesto en duda, sino por los problemas que conllevará dejar de ganar los 20,2 millones de euros con los que el club pretendía cuadrar su presupuesto. Una cantidad que sólo hubiera estado al alcance de haber llegado a los cuartos de final del torneo, que acostumbraba a ser el objetivo de mínimos para la institución (los 9,6 millones por llegar a las eliminatorias, y 10,6 millones más por el acceso a cuartos). Sin contar, eso sí, las consecuencias para el 'market pool'. Es decir, el beneficio que se reparten los clubes de cada país en función de su valor en el mercado televisivo.

Pese a que algún directivo del Barcelona admitía entre bambalinas que el paso por la Europa League debería ser tenido también en cuenta como hipotética vía de acceso para disputar la próxima Champions (para ello, eso sí, debería superar cuatro rondas, una más que en la Liga de Campeones, y por supuesto ganar la final), lo que difícilmente tenga remedio sea el batacazo económico.

Aun ganando la Europa League (14,9 millones de euros le reportaría el título), el Barça perdería 5,3 millones respecto a lo que tenía previsto ingresar alcanzado los cuartos de la Champions. Llegar a las semifinales de la Europa League sólo le permitiría ingresar 6,3 millones de euros.

Además, no sería la segunda gran competición europea un camino de rosas, por mucho que en la ronda preliminar que da acceso a los octavos de final de la Europa League el Barça aún no pueda enfrentarse ni con los primeros clasificados de los ocho grupos en liza, ni con los que caigan rebotados de la presente Champions, como el Borussia Dortmund de Haaland. El Barça no puede ser cabeza de serie, por lo que jugará la vuelta fuera de casa.

¿Y ahora qué?

Condiciona también la eliminación en la Champions en la ardua tarea de ampliar los márgenes del equilibrio financiero. Más aun ahora que el Barça trata de reforzarse en el próximo mercado invernal sin haber sido todavía capaz de sacarse de encima las fichas de Philippe Coutinho o Samuel Umtiti. La contratación del delantero Ferran Torres, a quien el Manchester City no piensa dejar salir por menos de 60 millones de euros, es ahora mismo inaccesible.

La renovación de Ousmane Dembélé también podría verse afectada por el derrumbe europeo. Con el agente del extremo ofreciendo a su pieza por todo el continente y pendiente de una generosa prima de fichaje, ni siquiera puede garantizar el Barça al futbolista francés que la próxima temporada pueda disputar la Champions.

Un feo panorama, por mucho que Xavi Hernández anunciara en la noche de Múnich el inicio de una nueva etapa. El tiempo dirá si es así, o si el club se niega a tocar fondo.


Etiquetas:  #Una #regresión #del #Barcelona #de #dos #décadas

COMENTARIOS