Una “trumpista” para sustituir a Liz Cheney
23:06
14 Mayo 2021

Una “trumpista” para sustituir a Liz Cheney

Elise Stefanik, congresista de Nueva York, ha sido elegida por el Partido Republicano como sustituta de una Liz Cheney caída en desgracia

Elise Stefanik, congresista de Nueva York, ha sido elegida por el partido republicano como sustituta de una Liz Cheney caída en desgracia. Lo ha hecho por 134 votos contra 46, después de que el miércoles pasado los congresistas de su partido votaran por castigar a la congresista por Wyoming y destituirla en el pescante del partido.

Noticias relacionadas


Internacional.Trump refuerza su poder en el Partido Republicano tras la expulsión de Cheney

Internacional.¿Por que los republicanos quieren destituir a la congresista Liz Cheney?

Había cometido el pecado de enfrentarse a Donald Trump e incluso votó en su contra durante el proceso del “impeachment”. Cheney no fue la única: votaron igual republicanos icónicos, como Mitt Romney, Pat Toomey o Susan Collins. El mensaje estaba claro: nadie ni nada puede criticar a un Trump capaz de haber conquistado más votos en las pasadas elecciones que ningún otro aspirante republicano en la historia. Stefanik, que no dejó de moverse en los últimos días para garantizarse el puesto, contaba con el apoyo decidido del líder de la minoría republicana en el Congreso, Kevin McCarthy, después de haber renunciado a seguir apoyando a Cheney. La gran paradoja, que explica bien la situación a la que ha llegado el partido, consiste en que el currículum de Stefanik está bastante más lejos de los postulados conservadores clásicos que el de su antecesora. El vicepresidente de la Conferencia Republicana del Congreso, Mike Johnson, felicitó a la nueva número tres del partido en la Cámara.

«Hizo un gran trabajo durante los últimos días», dijo, «un trabajo extraordinario, acercándose a cada miembro de la conferencia y presentando una visión para un liderazgo unificado».

A cambio, eso sí, presenta un intachable currículum de acciones y declaraciones rotundamente leales a Trump, que tachó a Cheney de ser «un ser humano amargado y horrible». «La estuve viendo ayer», escribió en un comunicado, «y comprendí lo mala que es para el partido republicano. No tiene personalidad ni nada bueno que tenga que ver con la política o con nuestro país». «Es una belicista cuya familia nos empujó estúpidamente al interminable desastre del Medio Oriente, agotando nuestra riqueza y agotando nuestro gran Ejército». Pronostica que acabará en nómina de la CNN o, incluso, de los demócratas. En cuanto a Stefanick, no dudó en felicitarla por «gran, abrumadora victoria». «¡El Partido Republicano de la Cámara está unido y el movimiento Make America Great Again es fuerte!», añadió.

Cheney, hija del vicepresidente de George W. Bush, había dicho esta misma semana que hará «todo lo que esté en mi mano para asegurarme de que el ex presidente Trump nunca más esté cerca del Despacho Oval. Hemos visto las peligrosas consecuencias de sus mensajes, su falta de compromiso y dedicación a la Constitución, y es muy importante que sea quien sea a quien elijamos, sea fiel a la Constitución».


Etiquetas:  #Una #trumpista #para #sustituir #a #Liz #Cheney

COMENTARIOS