Unidas Podemos sube el precio antes de discutir sobre el gasto en Defensa: vivienda, ley de familia, SMI...
01:21
12 Septiembre 2022

Unidas Podemos sube el precio antes de discutir sobre el gasto en Defensa: vivienda, ley de familia, SMI...

Los 'morados' también exigirán derogar la 'ley mordaza' para alcanzar un acuerdo presupuestario con el PSOE

Política Yolanda Díaz busca su espacio asfixiada por Podemos y Sánchez Política Sánchez no llamará a Feijóo para negociar pese a la gravedad de la crisis

Con la doble cita electoral del año que viene, la negociación de los Presupuestos de 2023 se antoja más difícil que nunca tanto dentro como fuera del Gobierno. Nadie quiere dejar escapar la última oportunidad de la legislatura para cargarse de argumentos ante sus potenciales votantes. Unidas Podemos ya tenía en sus genes los principios ideológicos y políticos para rechazar el aumento del gasto militar comprometido por Pedro Sánchez con la OTAN, pero la circunstancia de que estas cuentas vayan a ser, además, la carta de presentación definitiva antes de las elecciones, provoca que el diálogo entre los socios sea todavía más complicado.

Porque una subida en la partida de Defensa para contentar a los aliados en medio de la crisis económica por culpa de una inflación desbocada y de los problemas energéticos significaría para los morados tragarse el mayor sapo de toda la legislatura. De ahí que Unidas Podemos esté tratando de persuadir al PSOE de que no es una buena idea hacerlo, según señalan fuentes de la coalición morada, porque además «hay plazo hasta 2028» para darle cumplimiento.

El argumento que se traslada a los socialistas tiene dos partes. Por un lado, se subraya que cuenta con el rechazo frontal de Podemos y se considera una «rémora» para unos Presupuestos que urgen que sea expansivos y sociales para hacer frente a la actual situación económica. Por otro lado, que en el hipotético caso de que el Gobierno colmara de contrapartidas y promesas a los morados para aceptar el compromiso con la OTAN, el problema que luego se encontraría el Ejecutivo es que no tendría los votos suficientes en el Congreso para aprobar las cuentas de 2023. Porque ERC y EH Bildu rechazarían dar luz verde. Sin los socios, no hay votos. Y sin los votos, hay un callejón sin salida. Al menos por la izquierda parlamentaria.

En este contexto, y porque muy probablemente se tendrá que dar esa negociación sobre el gasto militar en el seno del Gobierno, Unidas Podemos ha subido el precio de sus condiciones sociales para alcanzar un acuerdo presupuestario.

Lo más inmediato se sitúa en la Ley de Vivienda y la derogación de la ley mordaza, «necesidades urgentes que no pueden esperar más». Son dos asuntos que forman parte del pacto de coalición y que, a un año y pico de las elecciones, siguen sin ser una realidad vigente. Molesta singularmente -por el enorme retraso acumulado- el caso de la Ley de Seguridad Ciudadana, porque, como subrayaban en Podemos, esta norma lleva más tiempo aplicándose con Pedro Sánchez en La Moncloa que con Mariano Rajoy, el presidente que la aprobó.

Respecto a la Ley de Vivienda, que llegó al Congreso en febrero, hay una preocupación similar en el partido que encabeza Ione Belarra. No obstante, y conscientes de que es un asunto que desde el PSOE se traslada que se desbloqueará relativamente pronto, la novedad radica en que Unidas Podemos ha lanzado una última ofensiva para tratar de introducir tres elementos que se quedaron fuera tras la negociación que alumbró el texto final que aprobó el Consejo de Ministros. El primero, regulación de precios del alquiler en zonas tensionadas para todos los propietarios -también pequeños tenedores-. El segundo, prohibición de desahucios de familias vulnerables sin que haya una vivienda alternativa. Y tercero, que la totalidad de viviendas de la SAREB sean incluidas en el parque público de vivienda en alquiler.

Esta recuperación de asuntos se produce a las puertas de la previsible negociación sobre el gasto militar, aunque Unidas Podemos dice oficialmente que es para responder a la situación de crisis.

Por otra parte, Unidas Podemos pone el foco en la Ley de Familias, que ultima Ione Belarra en el Ministerio de Derechos Sociales, para conseguir dos objetivos: una ayuda de crianza de 100 euros al mes para cada hijo y la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad hasta los seis meses.

En el apartado social, Unidas Podemos también está planteando un aumento importante -800 millones- para Dependencia y cuidados, así como una tarifa plana de 10 euros al mes para autobús urbano e interurbano -corta y media distancia-, metro, tranvía o cercanías.

Asimismo, Yolanda Díaz está preparando el terreno para subir el salario mínimo y lo ha situado como su gran prioridad para negociar.

La obligación con la OTAN: el 2%

Defensa. La Cumbre de la OTAN en Madrid sirvió, entre otras cosas, para reforzar el compromiso de los aliados para alcanzar una inversión en Defensa de hasta el 2% del PIB en los próximos años. Eso para España implicará subir de los 12.208 millones actuales a los 20.000.


Etiquetas:  #Unidas #Podemos #sube #el #precio #antes #de #discutir #sobre #el #gasto #en #Defensa #vivienda #ley #de #familia #SMI

COMENTARIOS