Valderrama hunde a Jon Rahm y encumbra a Cabrera-Bello
21:04
14 Octubre 2021

Valderrama hunde a Jon Rahm y encumbra a Cabrera-Bello

El número uno del mundo vive uno de sus peores días en el arranque del Masters de Andalucía y firma una tarjeta de +7 que le obligará a remontar el viernes si quiere pasar el corte.

Brilla Pau Gasol "Es impresionante cómo juega para el poco tiempo que lleva"

El viento y las dificultades de Valderrama castigaron desde el comienzo a los jugadores en el Estrella Damm NA Andalucía ValderramaMasters. Sólo 10 jugadores consiguieron rebajar el par del campo en la primera jornada y uno de los principales damnificados fue Jon Rahm. "Ha sido muy difícil, no he llegado a estar cómodo en ningún momento", comentaba el número uno del mundo tras firmar 78 golpes (+7), una de sus peores vueltas desde que en 2016 comenzara en el golf profesional. De hecho, en los récords negativos de Rahm sólo aparece un 82 en la tercera vuelta del The Players Championship del año 2017 y una tarjeta de 78 en el Open Championship de 2018.

En torneos regulares del Circuito Europeo nunca había firmado un resultado así. Tampoco ha conseguido firmar ningún birdie en los 18 hoyos del recorrido. El contraste en ese partido estelar en Valderrama fue Rafa Cabrera-Bello, que volvió a bordar el golf en una de sus mejores vueltas. Finalizó en 68 golpes (-3), un resultado que le deja en la segunda posición a un solo golpe del francés Julien Guerrier. "Llego con muchísima confianza, esas buenas sensaciones las he llevado al campo. Probablemente es de nuestras mejores vueltas, con ese viento es muy complicado, los greenes empezaban a estar duros. Estoy muy feliz", palabras de Cabrera-Bello, cuya bola baja se adapta perfectamente a estas condiciones ventosas y su juego estructurado a las complejidades que enfrenta Valderrama.

Sufrimiento

El lenguaje corporal de Rahm transmitía sufrimiento mientras que el juego de Rafa ofrecía serenidad y control. Probablemente Rahm completó los nueve peores hoyos de su carrera con un parcial de +6 y solo una calle cogida. "Habrá que ver, con este viento, el corte va a estar bastante alto. Tendré que hacer bajo el par mañana, pero se puede. Si alguien puede ese soy yo, pero este es un campo difícil. No tengo margen de error, lo he perdido todo hoy, me cuesta pensar en algo positivo de la vuelta. El 100% es culpa mía, el que pega los golpes soy yo, en lo bueno o en lo malo", comentaba sin tapujos.

El primer alivio para Rahm llegó en el hoyo 14 con un putt de par embocado de unos cuatro metros, el público rugía intentando animar a Rahmbo, mientras Rafa, que acababa de embocar un birdie espectacular, le golpeaba el hombro intentando animar al hoy desangelado león de Barrika. Transcurrían los hoyos de problema en problema y la gente cuchicheaba incrédula. Fernando, un aficionado que ha viajado con su hijo desde Cartagena, todavía guarda en su mano la bandera de España hecha un gurruño. No ha encontrado ocasión para ondearla. La sensación era como estar viendo a Superman tomar impulso para volar, estrellándose una y otra vez contra el suelo.

En busca de la remontada

El público, que a medida que transcurría la mañana iba abarrotando el campo, esperaba que el siguiente golpe fuera el que cambiase esta tendencia catastrofista, pero la reacción no llegó. Un sentimiento de impotencia desconocido con Jon Rahm, con una trayectoria impecable donde no hay lugar a los borrones. Pero esta vez se enfrentaba a uno de los campos más complicados del mundo y con la dificultad añadida del viento. Al final, la magia del superhéroe sólo le dio para salvar dos meritorios pares finales, y pensar en una remontada que permita al número uno del mundo jugar los cuatro días del torneo.

En el corrillo con la prensa imperaba el silencio. "¿No me vais a preguntar nada?", soltó un Jon que no evitó una pregunta ni una sola firma de autógrafo. Después del sufrimiento, le esperaba una buena noticia; conocer por fin a su sobrina. Mientras tanto, un Rafa sonriente, espera impaciente y cauteloso la segunda jornada. "¿Con qué sueñas esta semana?", le preguntan. "En mis sueños no esta el golf, sueño con surfear", concluyó el canario.


Etiquetas:  #Valderrama #hunde #a #Jon #Rahm #y #encumbra #a #Cabrera #Bello

COMENTARIOS