Valentino Rossi, su nuevo equipo y un príncipe saudí que no era el príncipe saudí
00:58
2 Octubre 2021

Valentino Rossi, su nuevo equipo y un príncipe saudí que no era el príncipe saudí

El italiano creía tener un acuerdo con Aramco, la mayor petrolera del mundo, pero la compañía intermediaria saudí no tenía ''ninguna relación'' con la empresa.

Reportaje Valentino Rossi contra el tiempo: de su batalla por no acabar último al "miedo a la nostalgia"

"He hablado con el príncipe ocho veces en las últimas semanas y me ha dicho que está muy contento con el proyecto", se defendía Valentino Rossi en julio, pero entonces ya estaba claro que el Team VR46, el nuevo equipo de MotoGP para 2022 que dirigirá, la ilusión a la que se entregará después de la retirada, estaba en duda. O incluso peor.

De hecho, hoy, a unas semanas de que empiece la pretemporada, no tiene el dinero necesario para competir en el Mundial. Y eso que hubo un momento en el que todo parecía asegurado.

El 'affaire' empezó el pasado abril, cuando Rossi ni tan siquiera había oficializado su adiós como piloto. En un comunicado, Tanal Entertainment Sport & Media, una compañía del príncipe saudí Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, anunció un acuerdo entre el piloto y Saudi Aramco, la mayor petrolera del mundo, para que el nuevo conjunto en MotoGP tuviera todo lo necesario -unos 18 millones anuales durante cinco temporadas- y pudiera luchar por el título. Hubo júbilo en el paddock, incluso se publicaron imágenes de las motos del equipo y de los uniformes de los pilotos, pero la misma Aramco frenó la fiesta.

A través de su oficina de prensa en Reino Unido, Brunswick Group, negó la existencia de cualquier contrato -"Aramco confirma que no ha firmado ningún acuerdo con el equipo VR46 ni con cualquier otra filial de MotoGP"- y en la posterior visita de sus dirigentes al circuito de Assen éstos rechazaron que estuvieran en negociaciones. ¿Qué había pasado?

Rossi insistía una y otra vez en que el trato era una hecho y hasta hubo convocada una rueda de prensa en la residencia privada en Arabia Saudí del príncipe Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, pero nunca se rubricó el acuerdo. El motivo podía encontrarse escondido en uno de los comunicados de Aramco a la prensa italiana: "Nunca ha habido ninguna relación comercial entre Tanal Entertainment y Aramco".

Rossi había negociado con un príncipe saudí, pero no con el príncipe saudí.

Tanal Entertainment Sport & Media es una empresa de un príncipe saudí, de un miembro de la familia real del país, pero no es propiedad del príncipe saudí, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, y sobre todo no parece tener vínculo con Aramco, la principal compañía del país y la productora del 10% del petróleo mundial. Al parecer, después de todo, el contacto de Rossi no estaba en disposición de cerrar el patrocinio entre Aramco y el nuevo equipo de MotoGP.

El futuro del equipo

"No sé con precisión cuál es la situación. Hay algunos problemas críticos. Ahora mismo sólo sé que haremos un equipo de MotoGP, que estaremos en la parrilla de MotoGP el próximo año", aseguraba Rossi la última vez que fue preguntado por el asunto, a principios de septiembre en Alcañiz. Según 'Motorsport', dentro del propio equipo ya cuentan que el dinero de Aramco está perdido -si alguna vez existió- y están trabajando ahora para encontrar un sponsor que sufrague los gastos.

Pese a haber llegado a un acuerdo con Ducati y a supuestamente haber firmado a dos pilotos, Marco Bezzecchi y Luca Marini, el hermanastro del propio Rossi, el proyecto ahora mismo depende del gancho que pueda tener 'Il Dottore' en los despachos. Mientras pelea por puntuar en sus últimas carreras en activo, como hará este domingo en Austin (21.00 horas), busca una empresa que asegure su futuro en los próximos años.

Según las últimas informaciones de Tanal Entertainment, podría haber otras empresas saudíes interesadas, pero finalmente es más posible que salve el proyecto la cadena Sky, con quien Rossi lleva años asociado, o una de las múltiples compañías que le han acompañado a lo largo de su carrera. El equipo es comercialmente atractivo y en el acuerdo se puede incluir la esponsorización de sus conjuntos en Moto2 y Moto3 e incluso de su Academy, de donde han salido la mayoría de pilotos italianos de los últimos años.

Lo que cada vez parece más claro es que Aramco, la mayor petrolera del mundo, no le ofrecerá un apoyo multimillonario y, sobre todo, que príncipes saudíes hay muchos.


Etiquetas:  #Valentino #Rossi #su #nuevo #equipo #y #un #príncipe #saudí #que #no #era #el #príncipe #saudí

COMENTARIOS