Valérie Pécresse, la candidata ''más peligrosa'' para Macron que se compara con Merkel
03:30
20 Diciembre 2021

Valérie Pécresse, la candidata ''más peligrosa'' para Macron que se compara con Merkel

La parisina le ha dado la vuelta a las encuestas y al panorama de las próximas elecciones de 2022. Preocupación en el entorno del presidente. 

Podría ser la primera presidenta de Francia. En 2007 lo intentó la socialista Ségolène Royal, que perdió ante Nicolas Sarkozy. Diez años después fue Marine Le Pen, la líder de la ultraderecha francesa, que cayó derrotada en la segunda vuelta de las elecciones frente a Emmanuel Macron. Ahora es el turno de Valérie Pécresse.

La candidata de Los Republicanos, el partido histórico de la derecha en Francia, se postula como la verdadera alternativa al macronismo, y eso que es la aspirante más cercana en términos políticos al actual líder galo. Si alguien puede arrebatarle un segundo mandato a Macron, que aún es favorito, es Pécresse.

Eso dicen las últimas encuestas. Desde su victoria en las primarias, la candidata republicana ya le ha dado la vuelta a los sondeos. En algunos se ha colocado en segunda posición, detrás del actual presidente, codo a codo con Le Pen. En otros, se lleva la victoria o la roza. 

En el barómetro realizado por Elabe el 7 de diciembre, la candidata parisina apareció como la ganadora, con un 52% de los votos en la segunda vuelta frente al 48% de Macron. Es el primer sondeo que no da la victoria al actual presidente. La encuesta de Odoxa publicada el 9 de diciembre muestra un panorama similar. Macron ganaría en la ronda final, pero por la mínima: 51% - 49%

El entorno de Macron temía a la candidata parisina antes de que fuera elegida en las primarias de su partido. Ven en ella el rival más complicado de cara a las presidenciales de abril 2022 la segunda vuelta sería en mayo. "Es la más peligrosa", le decían al presidente desde su equipo, según desveló el diario Le Parisien. Si nos atenemos a las encuestas, no estaban equivocados. 

Valérie Pécresse durante su mítin este pasado sábado en París.

Valérie Pécresse durante su mítin este pasado sábado en París. Reuters

Le Monde también ha informado sobre la preocupación de ciertos miembros del equipo del presidente. ¿Por qué? Además de las encuestas, consideran que el factor femenino puede influir y además representa un corte similar: moderación y liberalismo.

Cambio de escenario 

La elección de los militantes republicanos en sus primarias ha cambiado el panorama. Tuvieron que decidir entre Pécresse y su compañero de partido Éric Ciotti, visto como más próximo a Zemmour y Le Pen. Optaron por la opción más moderada. Y esa puede ser una de las claves, aunque Macron ya represente ese espacio. 

Antes de la candidatura de Pécresse, Macron veía a sus perseguidores, Le Pen y Eric Zemmour, desde la pole position de los sondeos, pero sin mayor preocupación. Estaba cómodo. Todas las encuestas le daban como ganador en la segunda vuelta frente a uno de los dos candidatos ultras. Sirva 2017 como antecedente.

Su moderación le puede servir, pero también restar. Una parte la ve como una copia de Macron y ve inútil votarla si se quiere un cambio. Ya se ven memes en redes sociales donde aparece el cuerpo de Macron con la cara de la candidata republicana, por ejemplo.

Prueba de su moderación es su abandono temporal del partido en 2019. En ese momento consideraba que habían caído en una deriva muy extremista en la caza del votante de Le Pen. Ahora buscará instalarse entre Macron y la extrema derecha. Tendrá que pescar en el electorado del actual presidente y en el más derechista, para el que pondrá el foco en la inmigración, seguridad y lucha contra el terrorismo como anzuelo.  

Emmanuel Macron llegando a la cumbre de la Unión Europea en Bruselas este miércoles.

Emmanuel Macron llegando a la cumbre de la Unión Europea en Bruselas este miércoles. Reuters

Alusión a Merkel y Thatcher

La republicana se describe como una mezcla de Angela Merkel, la excanciller alemana, y Margaret Thatcher, ex primera ministra del Reino Unido. En varias entrevistas las pone como ejemplos de liderazgo y se compara con ellas.

"Soy una mujer que hace las cosas, que puede, que tiene el coraje. Como Angela Merkel, que solo ha hecho una cosa durante 17 años: defender los intereses de los alemanes. O como hizo Margaret Thatcher, que defendía firmemente los intereses de su pueblo", expresó en tono de admiración hace dos semanas en televisión.

La candidata de Los Republicanos.

La candidata de Los Republicanos. Reuters

El factor femenino puede ser un factor influyente. La candidata del Partido Socialista, Anne Hidalgo, no acaba de despegar en las encuestas, donde se sitúa en las últimas posiciones con en torno a un 5% de los votos. A falta de cinco meses, en los que puede haber un giro de guión, por qué no, todo indica que la alcadesa de París será irrelevante.

La otra candidata, Le Pen, se puede meter en la segunda vuelta frente a Macron, pero, como en 2017, perdería. Lo dicen todas las encuestas. 

Con Hidalgo descartada y Le Pen con opciones más limitadas aunque no descartable, Pécresse es la opción femenina con más probabilidades hasta la fecha para mudarse al Elíseo, y ha hecho mucho hincapié en ese factor.

"Por primera vez en su historia, el partido del general Charles de Gaulle, de Georges Pompidou, de Jacques Chirac, de Nicolas Sarkozy, va a tener a una candidata a las elecciones presidenciales", remarcó en su discurso tras ganar las primarias de su partido. 

Currículum 

Corría el año 1998. La candidata parisina tenía 30 años y salía de dos de las escuelas más prestigiosas del país: Escuela de Estudios Superiores de Comercio y la Escuela Nacional de Administración. La joven parisina trabajaba en el Consejo de Estado, pero quería meterse en política. Y lo consiguió de la mano del entonces presidente Jacques Chirac, que buscaba a alguien que le aconsejara sobre la inminenente revolución de internet. Pécresse fue la elegida. 

Trabajó junto a Chirac, a quien admira y llama "león de la política francesa", hasta 2002, año en el que siguió su carrera política como diputada de la Asamblea Nacional. Dos años más tarde fue nombrada portavoz de su partido, puesto que fue clave para poder conseguir su primer gran cargo.

Nicolas Sarkozy junto a Jacques Chirac, dos presidentes para los que ha trabajado Pécresse.

Nicolas Sarkozy junto a Jacques Chirac, dos presidentes para los que ha trabajado Pécresse. Gtres

Con la victoria de Sarkozy en 2007, Pécresse saltó a primera línea de la política nacional al ser nombrada ministra de Estudios Superiores. Ostentó el cargo hasta junio de 2011, cuando cambió la cartera de educación por la de Presupuesto, una responsabilidad que compaginó con la portavocía del Gobierno francés.

Un año después, el socialista François Hollande llegó al Elíseo. Sarkozy desalojó el palacio presidencial y le empezaron a caer investigaciones judiciales finalmente fue condenado por financiación ilegal—, pero Pécresse salió intacta y siguió su andadura política en la Asamblea Nacional como diputada hasta 2015. Ese año se convirtió en la presidenta de Isla de Francia, la región de París  la más importante de Francia—, ganándole al Partido Socialista, que llevaba 20 años mandando en la región. En 2021 volvió a ganar en las regionales. Ahora busca dar el salto definitivo e intentará dejar el timón de su región por el de la segunda potencia europea. 

Pécresse, detrás de Sarkozy en un acto institucional.

Pécresse, detrás de Sarkozy en un acto institucional. Gtres

Propuestas 

El pasado 11 de diciembre la candidata de Los Republicanos celebró su primer mítin como candidata en París y dejó entrever por donde irán los tiros en la campaña. Se comprometió con un proyecto que incluye "orden", "libertad" y "orgullo francés". "Hace unas semanas nos daban por muertos, pero estamos de vuelta", afirmó. Se presentó como "liberal y social" y calificó a su programa de "radical porque la situación lo exige"

No se olvidó de Macron, a quien tachó de "inmovilista", y reiteró que no se puede dejar al país "en manos del inmovilismo". Pero también puso la mira sobre Zemmour y Le Pen, los dos candidatos a su derecha. "El extremismo se alimenta de nuestros problemas sin querer ni poder solucionarlos", condenó Pécresse. 

"Frenar a la inmigración descontrolada, romper los guetos y restaurar la seguridad. Tomaré todas las medidas necesarias para detener el incremento del islamismo", remarcó contundentemente la líder de Los Republicanos, que también hizo referencia a la "integración fallida" y recalcó la igualdad entre personas: "No miraré el origen, el color o la religión de las personas". 

Y Europa. Justo en la semana que Macron presentó su presidencia semestral de la Unión Europea (UE), Pécresse dejó su pincelada europeísta proponiendo una correción de Francia los próximos cinco años para "liderar económicamente a la UE en una década", la posición en la que su admirada Merkel ha dejado a Alemania.

Los candidatos a la presidencia están aún en el calientamiento. Pero a falta de cinco meses, que pueden ser una eternidad en política, Pécresse ya ha conseguido lo que ningún otro aspirante al Elíseo había logrado: convertirse en una piedra en el zapato de Macron. 

Angela Merkel Elecciones Emmanuel Macron Francia LR Los Republicanos Margaret Thatcher Marine Le Pen

Etiquetas:  #Valérie #Pécresse #la #candidata #más #peligrosa #para #Macron #que #se #compara #con #Merkel

COMENTARIOS