Verstappen cede el triunfo a Hamilton tras una extraña decisión de la FIA
19:42
28 Marzo 2021

Verstappen cede el triunfo a Hamilton tras una extraña decisión de la FIA

El heptacampeón gana una apasionante carrera donde Sainz acabó octavo y Alonso abandonó por una avería en los frenos.

Carrera Clasificación y tiempos Reportaje La trastienda de Alpine Entrevista Boullier: "Alonso aún tiene asuntos pendientes" Mundial 2021 Cinco claves para entender el campeonato Sainz y Alonso La esperanza de un Mundial más igualado

El extraño desenlace no debe esconder lo esencial. Y lo esencial es que Lewis Hamilton, con un coche más débil, sumó en Sakhir la primera victoria de una temporada que se antoja de lo más excitante. Lo hizo ante Max Verstappen, el hombre que había dominado durante todo el fin de semana, el piloto destinado a destronarle. Sin embargo, todo se truncó a cuatro vueltas para el final, cuando Michael Masi, director de carrera, obligó a Red Bull a ceder la posición, pocos segundos después de que su piloto hubiese alcanzado el liderato. La contrariedad en el rostro de Mad Max guardaba ciertas semejanzas con la de Fernando Alonso, que no pudo alcanzar la meta por una avería en los frenos. Al menos, Carlos Sainz salvó un octavo puesto en su estreno con Ferrari.

"Nos han avisado desde race control", explicó Christian Horner por radio, cuando ya se había consumado la decepción, cuando su homólogo Toto Wolff alzaba los puños en el garaje de Mercedes, en un festejo que incluía el podio de Valtteri Bottas. Verstappen tuvo que aminorar el ritmo porque había traspasado los límites de pista en la curva 4, nada más rebasar a Hamilton. Ante los micrófonos de la F1, el volcánico holandés guardó un silencio de lo más prudente, bastante raro en él. "Es una pena, pero hay que sacar el lado positivo. Hemos conseguido luchar con ellos y sumamos unos buenos puntos", acertó a balbucear.

Las consecuencias de la decisión de Masi se prolongarán durante las próximas semanas. Hoy resulta difícil de aceptar que el duelo con el que la F1 sueña se resuelva con semejante cubo de agua helada. Hamilton, que había cometido un error flagrante, se veía contra las cuerdas. Su joven adversario tenía más velocidad y en la curva 4 avanzó por el exterior, obteniendo ventaja más allá del piano. Del mismo modo que Lewis había ganado tiempo allí mismo con maniobras similares. Así se resolvió una carrera con muchos alicientes.

La apuesta de Alpine

No hubo que esperar ni al semáforo para el primer sobresalto, porque la fatalidad de Sergio Pérez, gafado durante todo el fin de semana, se plasmó en una avería eléctrica durante la vuelta de formación. Condenado a partir desde el pit-lane, el mexicano dejaba más espacio a quien quisiera pelear por las posiciones de privilegio. La salida, al fin, no cambió gran cosa entre los favoritos, aunque sí desencadenó el safety car tras la metedura de pata de Nikita Mazepin, en la misma zona del espeluznante accidente de Romain Grosjean.

Con tantos nervios en la reanudación, no tardaron en acumularse los incidentes. El más grave dejó sin alerón delantero a Pierre Gasly, otro de los teóricos animadores. Mucho más sutil resultó el contacto entre Sainz y Lance Stroll, en pugna por la novena posición. El canadiense, por entonces, volaba para desembarazarse también de Alonso, el primero en pasar por boxes, en la vuelta 12, en busca de las gomas intermedias. De inmediato dio fruto la apuesta de Alpine, porque con ese undercut ganaron la posición a Stroll y Daniel Ricciardo.

Debió de disfrutar Fernando durante esas vueltas, jugándose los espacios con Sainz y Sebastian Vettel. Sin embargo, su monoplaza fue perdiendo gas de forma evidente, desbordado incluso por Kimi Raikkonen y Yuki Tsunoda. Ni siquiera parecía factible alcanzar la zona de los puntos cuando tras la segunda parada, sus ingenieros detectaron un problema en los frenos traseros que desencadenó su abandono a 24 vueltas para el final.

Embestida de Vettel

La meta se antojaba también muy lejos para Sainz, sin posible defensa ante el motor Honda de Pérez. Mientras Charles Leclerc rodaba quinto, a la estela de Lando Norris, al madrileño no le quedaba mucho más aliciente que el octavo puesto de Stroll. A final de recta, en una finísima maniobra, consiguió su objetivo. En ese curva 1, Vettel embestía a Esteban Ocon en una evidente ilegalidad castigada con 10 segundos por los comisarios.

Por delante había demasiado en juego en ese pulso estratégico, con el que Wolff pretendía atacar al líder. Andaba tenso Verstappen, quejándose de anomalías en su acelerador y en su tren trasero, sin el ritmo de sus tandas largas del viernes, cuando aventajaba a los Mercedes en dos décimas por vuelta. La precaria situación de Pérez, enfrascado en su corajuda remontada, le dejaba en inferioridad numérica. Así que Hamilton se anticipó con las gomas duras para apretar con ellas a tumba abierta. Un giro después entraba el holandés para montar el compuesto intermedio. El liderato cambiaba de manos.

Parecía el momento de Mercedes, que también alentaba a Bottas para el ataque. El segundo paso por boxes sólo confirmó lo que se daba por sentado. Una mano a mano entre Hamilton y Verstappen con sólo siete vueltas por delante. En esa crítica tesitura, el veterano salió de nuevo airoso. Tal y como rezaba su camiseta reivindicativa, con la que volvió a arrodillarse antes de la salida, las acciones hablan más alto que las palabras.


Etiquetas:  #Verstappen #cede #el #triunfo #a #Hamilton #tras #una #extraña #decisión #de #la #FIA

COMENTARIOS