Xi y Putin, una ''relación modelo'' y un frente unido contra Occidente
17:28
15 Diciembre 2021

Xi y Putin, una ''relación modelo'' y un frente unido contra Occidente

Los líderes de Rusia y China mantienen una nueva videollamada, la segunda en cinco meses entre los ''viejos amigos''

Diplomacia Biden amenaza a Putin con "fuertes sanciones" si escala la crisis en Ucrania

Ambos se quedaron fuera de la cumbre democrática de Joe Biden. Ambos enfrentan críticas, presiones y amenazas de sanciones desde Occidente. Y ambos, viejos rivales de la Guerra Fría, acaban de presentar un frente común para dejar claro que los dos regímenes autoritarios más fuertes del tablero geopolítico van de la mano contra quien se interponga en su camino. Sobre todo, a medida que aumentan sus fricciones con Occidente.

Xi Jinping y Vladimir Putin, o lo que es lo mismo, China y Rusia, países que personalizan su poder en la figura de un omnipresente líder, continúan empujando hacia arriba sus buenas relaciones. El último movimiento ha sido una nueva videollamada entre Xi y Putin. La segunda en cinco meses.

"Creo que nuestras relaciones son un ejemplo real de cooperación interestatal en el siglo XXI", soltó el presidente ruso nada más comenzar la charla con su "querido amigo" y "amigo honorable" Xi. El líder chino abrió el saludo con un "viejo amigo" al que podrá estrechar la mano el próximo mes de febrero durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín. En medio de una ola de boicot diplomático (EEUU, Canadá, Australia, Reino Unido y Nueva Zelanda) contra el gran evento deportivo del año que viene en China, Putin no ha dudado en ser el primer importante líder extranjero en confirmar que asistirá a la ceremonia de apertura.

Xi dijo que el presidente ruso apoyó firmemente los esfuerzos de China para "proteger los intereses nacionales clave". También que los dos países estaban "defendiendo el verdadero significado de la democracia y los derechos humanos", en un claro guiño a la cumbre organizada por Biden a la que no fueron invitados.

Por su parte, Putin señaló que se ha formado "un nuevo modelo de cooperación entre nuestros países basado en particular en tales pilares como la no injerencia en asuntos internos, el respeto por los intereses mutuos y la determinación de convertir la frontera común en un cinturón de paz eterna y de buena vecindad". "Considero estas relaciones como el verdadero modelo de cooperación interestatal en el siglo XXI", dijo el presidente ruso a Xi Jinping.

Aunque China y Rusia no son aliados, el actual estado de su relación "supera ese nivel por su efectividad", dijo el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, en rueda de prensa telefónica al término de la cumbre, informó Efe. "Los líderes constataron que las relaciones han alcanzado un nivel sin precedentes", subrayó Ushakov sobre la conversación entre dos colegas, dos amigos".

Han pasado ocho días de otra videollamada más tensa que tuvo el líder ruso con Joe Biden, quien le advirtió de las posibles sanciones que le caerían a Rusia si la acumulación de sus tropas cerca de la frontera con Ucrania acabara en una nueva ofensiva militar a gran escala.

"El presidente (chino) subrayó que respalda las demandas de Rusia sobre las garantías", dijo el asesor del Kremlin. "China entiende cuales son las preocupaciones que experimenta Rusia en sus fronteras occidentales", agregó.

La llamada entre Xi y Putin coincidió con la gira por el Sudeste Asiático del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien trata de forjar alianzas para apagar la influencia creciente de China en la región. También con otra reunión, ésta en Moscú, entre la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Karen Donfried, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov. Sobre la mesa, según lo expuesto por el ministerio ruso, están las discusiones sobre "garantías de seguridad".

El reciente movimiento entre potencias en la zona en realidad comenzó a finales de la semana pasada, cuando fue Putin quien estuvo en Nueva Delhi para departir con el primer ministro Narendra Modi, aliado de Washington, y cerrar importantes acuerdos de cooperación militar que desconcertaron tanto a la administración Biden como a Pekín.

Aunque, como insistió Xi Jinping durante la videoconferencia del miércoles, la alianza entre China y Rusia cada vez es más fuerte. En términos económicos, ambos países compartieron intercambios comerciales de más de 100.000 millones de dólares en los primeros nueve meses del año. "Estoy dispuesto a avanzar de la mano con usted, a inaugurar juntos una nueva página en las relaciones chino-rusas en el periodo postpandémico", dijo el presidente chino a su colega ruso.

La cooperación en materia de seguridad sigue siendo la parte más importante para ambas partes. Pekín y Moscú han llegado a acuerdos de energía nuclear y han seguido estrategias coordinadas en organizaciones internacionales, votando a la par las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, del que ambos países son miembros permanentes.

En octubre, las fuerzas armadas de ambos países realizaron su primera patrulla marítima conjunta en aguas del Pacífico. La operación, en la que se realizaron ejercicios antisubmarinos y simulacros con fuego real, contaba con 10 buques de guerra que navegaron durante siete días por el Mar de Japón, el Pacífico occidental y el Mar de China Oriental. Un mes después, esta vez por el aire, fueron cuatro bombarderos chinos y rusos los que sobrevolaron el Mar de Japón.

Estas maniobras militares conjuntas coincidían no de forma casual con las crecientes tensiones en una región en la que Washington quiere volver a ganar la presencia que perdió con el ex presidente Trump. Mientras que Putin, con sus propios intereses comerciales, también pretende hacer movimientos al margen de China porque su amigo de Pekín está demasiado obcecado en acelerar su carrera armamentística y amenazar a Taiwan, la isla con un gobierno democrático que considera una provincia separatista. Moscú nunca ha tomado partido en la disputa de China con Taiwan, al igual que se ha mantenido al margen en la militarizada expansión del gigante asiático en el Mar del Sur de China.

China y Rusia normalizaron los lazos bilaterales en 1989. Desde 2014, la llamada "asociación estratégica" entre ambas naciones, sobre todo para unir fuerzas contra Estados Unidos, se hizo más fuerte a raíz de un viaje de Putin a Shanghai para firmar un acuerdo sin precedentes de exportación de gas ruso a China, justo después de la rotunda condena internacional por la intervención de sus tropas en Ucrania. Desde que Xi Jinping ascendiera al trono de Pekín en 2013, ambos líderes se han reunido en 37 ocasiones, ya sea en persona o a través de una pantalla de televisión.


Etiquetas:  #Xi #y #Putin #una #relación #modelo #y #un #frente #unido #contra #Occidente

COMENTARIOS